Entre los dos (2015)

Will recibe la libertad condicional para cuidar de su sobrina Stacey ya que su madre acaba de fallecer. La relación entre ambos no es fácil, pero pronto su vínculo se estrecha. El problema es que Will tiene que lidiar con una sobrina al mismo tiempo que intenta superar problemas del pasado.

Anuncios

Will (Aidan Gillen) es un convicto que, tras la muerte de su hermana, sale de prisión para encargarse de su sobrina, Stacey (Lauren Kinsella), una joven con narcolepsia. Juntos, se van hasta las midlands irlandesas para empezar de cero, pero sus intentos de ser una familia normal se encontrarán con varios reveses: a ella no la aceptan en la escuela debido a los riesgos de su dolencia y a él están a punto de retirarle la libertad condicional. Mientras Will afronta sus propios demonios, deberá encontrar la forma de seguir juntos.

Valoración: 6,169.

Entre los dos (2015)

FICHA

Título Original: You’re Ugly Too.
Director: Mark Noonan.
Guionista: Mark Noonan.
Reparto: Aidan Gillen, George Pistereanu, Lauren Kinsella, Erika Sainte, Jesse Morris, Patrick Murray, Simon McQuaid, Steve Wall.
Productores: Conor Barry, John Keville.
Música: David Geraghty.
Fotografía: Tom Comerford.
Montaje: Colin Campbell.
País Participante: Irlanda.
Año de Producción: 2015.
Duración: 82 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Drama, Comedia.
Estreno (España): 26 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 5 de octubre de 2017.
Distribuidora (España): Vercine.
Espectadores (España): 7.275.
Recaudación (España): 40.500,08 €.

Entre los dos (2015)

CRÍTICA

31-05-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Tío y sobrina

En general, la incompetencia respecto al cine se coge a paletadas en nuestro país, tal y como lo demuestra el título español de esta modesta pero entretenida película titulada en el original “You’re Ugly Too” (‘Tú también eres feo’). Lo cual da idea del peculiar sentido del humor que sazona la breve ‘ópera prima’ del escritor irlandés Mark Noonan, enmarcada en los solitarios parajes del centro de irlanda. “Entre los dos” describe de forma agridulce las no siempre fáciles relaciones entre un ex presidiario y su sobrina huérfana de 11 años, trufada de ternura, complicidad y sentido del humor.

Atractivos personajes encarnados con gracia por Aidan Gillen y Lauren Kinsella, enfrentados a la tesitura de hacer creíbles sus respectivos personajes, conforme, paso a paso, aumentan sus dificultades en un mundo que no se lo pone nada fácil. Tened en cuenta que sobre el primero pende la amenaza de volver a la trena, mientras que la segunda no tiene otra alternativa que regresar al orfanato del que procede. A partir de ahí, encontrar un trabajo estable, organizar sus vidas de una manera armoniosa y alcanzar un futuro mejor son los retos que se interponen en su camino hacia el respeto y la libertad.

“Entre los dos” no es el típico drama sobre dos almas heridas y sus problemáticas vidas, ni tampoco es un melodrama realista de una situación familiar límite. Se trata de una sencilla fábula emocional con fuertes acentos europeístas -belgas, rumanos, etcétera-, que intenta insuflar en los personajes las ansias de vivir, de construir un hogar, ya que ambos protagonistas, distintos pero complementarios, están convencidos de que una familia feliz no es sino un paraíso anticipado. Pero, ¿cómo se puede trasladar este sentimiento a una película sin perder su esencia? El realizador lo logra gracias a que los actores funcionan sin fisuras y a que en todo momento lo emotivo se impone sobre el folletín.

Anuncios

Wilson (2017)

Wilson es un cincuentón solitario y neurótico que se propone recuperar la relación con su exmujer. Así descubre que tiene una hija, ahora adolescente, que fue dada en adopción.

Wilson (Woody Harrelson) es un hombre de mediana edad que no tiene nada de corriente. Misántropo, solitario, neurótico y con una sinceridad tan abrumadora como incómoda, Wilson acaba de perder a su padre. Tras esto, se replantea su vida y decide intentar reconciliarse con Pippi (Laura Dern), de la que lleva tiempo separado. La sorpresa llegará cuando descubra que tiene una hija adolescente (Isabella Amara) a la que nunca ha conocido, por lo que se decidirá a congeniar con ella a su manera singularmente estrafalaria y ligeramente retorcida.

Valoración: 5,994.

Wilson (2017)

FICHA

Título Original: Wilson.
Director: Craig Johnson.
Guionista: Daniel Clowes.
Reparto: Laura Dern, Judy Greer, Woody Harrelson, Margo Martindale, Isabella Amara, Cheryl Hines, Mary Lynn Rajskub, David Warshofsky, James Saito, Brett Gelman.
Productores: Jared Goldman, Mary Jane Skalski.
Música: Jon Brion.
Fotografía: Frederick Elmes.
Montaje: Paul Zucker.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 94 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Comedia, Drama.
Estreno (España): 26 de mayo de 2017.
DVD (Venta):
Distribuidora (España): 20th Century FOX España.
Espectadores (España): 5.570.
Recaudación (España): 28.538,34 €.

Wilson (2017)

CRÍTICA

30-05-2017 – JOSU EGUREN

Una familia instantánea

Repasando en largo la carrera de Woody Harrelson, desde su lejano destape televisivo en “Cheers” (1985) pasando por blockbusters como “Los juegos del hambre”, da la impresión de que lleva toda la vida preparándose para interpretar al protagonista de la primera novela gráfica original del historietista Daniel Clowes (‘David Boring’, ‘El rayo mortal’), autor de un personaje misántropo, cínico y solitario que con sus comentarios en voz alta pone letra a una radiografía social que va de lo cómico a lo descarnado en el breve pero intenso trayecto que abarca una página autoconclusiva.

El salto del papel a la gran pantalla implica pequeños sacrificios en la transcripción de un modelo narrativo que en lo cinematográfico se ata a una trama de fondo para garantizar cierta sensación de continuidad. El comiquero reconocerá en este “Wilson” una versión que diluye varios grados el potencial cáustico del original pero, para el espectador virgen de experiencias previas, la comunión entre Harrelson y su personaje puede significar la puerta de entrada a un universo en el que Clowes hurde hilos de empatía con personajes en el filo de la marginalidad.

La buena mano de Craig Johnson se deja notar en la sensibilidad con la que retrata a los extraños miembros de una familia instantánea que se forma cuando Wilson descubre que la que fue su pareja en la adolescencia tuvo una hija a la que dio en adopción, confirmando la grata impresión que nos dejó con “The Skeleton Twins” (2014), con la que comparte tono y soluciones formales.

Guionizada por el propio Clowes (que ya se autoadaptó en “Ghost World” y “El arte de estrangular”), “Wilson” se hace pasar por una comedia indie de apariencia amable que al menor descuido proyecta el reflejo aumentado de nuestra mediocridad.

Me casé con un boludo (2016)

Fabián Brando, el actor más famoso de Argentina, quiere que, para su nueva película, se contrate a una actriz desconocida. La elegida es Florencia Córmik, con la que comenzarán una historia de amor. Después de casarse, ella descubre que su marido es un idiota irrecuperable.

Florencia Córmik (Valeria Bertuccelli) es una actriz prácticamente desconocida que consigue un papel en la próxima película de Fabián Brando (Adrián Suar), la gran estrella de su país. Durante el rodaje, surge entre ellos un apasionado romance que, en tiempo récord, termina en matrimonio. Pero una vez pase la boda, Florencia se dará cuenta de que se ha enamorado de un personaje, y que su marido es en realidad un auténtico patán. Cuando Fabián descubra lo que opina su mujer, ideará un plan con la ayuda de su guionista de confianza.

Valoración: 5,500.

Me casé con un boludo (2016)

FICHA

Título Original: Me casé con un boludo.
Director: Juan Taratuto.
Guionista: Pablo Solarz.
Reparto: Valeria Bertuccelli, Adrián Suar, Gerardo Romano, María Alche, Norman Briski, Marina Bellati, Alan Sabbagh, Marcelo Subiotto, Analía Couceyro, Diego Benedetto.
Productores: Alejandro Cacetta, Juan Pablo Galli, Adrián Suar, Juan Vera.
Música: Dario Eskenazi.
Fotografía: Julián Apezteguia.
Montaje: Pablo Barbieri Carrera.
País Participante: Argentina.
Año de Producción: 2016.
Duración: 110 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Comedia, Romántica.
Estreno (España): 26 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 24 de octubre de 2017.
Distribuidora (España): A Contracorriente Films.
Espectadores (España): 44.513.
Recaudación (España): 270.103,11 €.
Popularidad: 30 / 38.

Me casé con un boludo (2016)

CRÍTICA

26-05-2017 – JOSU EGUREN

Atrapado en el personaje

Digamos que ocurre en una de cada tres relaciones al borde del abismo, cuando la mitad débil de la pareja siente que le van a dar patada se esmera en interpretar un rol complaciente con todos los gustos y exigencias de la que ya es virtualmente su expareja, aunque tarde o temprano es más que probable que el engaño salte por los aires de una manera trágica. Las excepciones se cuentan con los dedos de una mano -con la complicidad de Cyrano de Bergerac, Christian de Neuvillette estiró la farsa hasta catorce años después de muerto- pero no son pocas las comedias románticas que han encontrado un nicho en este modus operandi para producir sainetes de ida y vuelta como el que nos ocupa.

Con los mismos ingredientes que le sirvieron para cocinar el éxito de “Un novio para mi mujer” (2008) -intérpretes principales, productores, género y guionista- el argentino Juan Taratuto construye una tramoya meta cinematográfica alrededor del flechazo entre una estrella verbosa y egomaniaca y una actriz sin talento y frágil de autoestima. El encuentro culmina en una boda apresurada pero la luna de miel deja en evidencia una incompatibilidad de caracteres que empieza y termina en la infinita boludez que adorna cada comentario de un hombre atrapado en un personaje del que trata de escapar con la ayuda de un guionista.

Hasta aquí llega la influencia de Edmond de Rostand sobre el texto de una película que hace un guiño inteligentísimo, por inesperado, al “Vértigo” de Alfred Hitchcock. Lo que resta son gags situacionales, una cucharada de humor absurdo y el empeño con el que Adrián Suar y Valeria Bertuccelli defienden unos diálogos en los que se lee una invitación permanente a un hipotético remake protagonizado por Daniel Auteuil y Virginie Efira.

No sé decir adiós (2017)

Carla recibe una llamada inesperada de su hermana Blanca: su padre, José Luis, tiene una enfermedad terminal. Aunque los médicos le dan pocos meses de vida, Carla se niega a aceptarlo y decide trasladarlo a Barcelona.

Carla (Nathalie Poza) recibe la llamada de su hermana, que le informa de que su padre, con el que lleva tiempo sin hablar, está enfermo. Ese mismo día, coge un vuelo hacia Almería, donde creció, para visitarlo. Allí, los médicos le comunican que le quedan pocos meses de vida, por lo que Carla, que se niega a aceptarlo, decide llevarse a su padre a Barcelona para que sea tratado. Ambos intentarán escapar de la cruda realidad, y en esa misma huida será donde encontrarán la reconciliación y la forma de despedirse.

Valoración: 5,465.

No sé decir adiós (2017)

FICHA

Título Original: No sé decir adiós.
Director: Lino Escalera.
Guionista: Pablo Remón.
Reparto: Juan Diego, Lola Dueñas, Nathalie Poza, Pau Durà, Miki Esparbé, Oriol Pla, Emilio Palacios, Marc Martínez, Noa Fontanals, Greta Fernández, Pere Brasó.
Productor: Damián París.
Musica: Pablo Trujillo.
Fotografía: Santiago Racaj.
Montaje: Miguel Doblado.
País Participante: España.
Año de Producción: 2017.
Duración: 96 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama, Comedia.
Estreno (España): 19 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 21 de noviembre de 2017.
Distribuidora (España): Super 8.
Espectadores (España): 14.721.
Recaudación (España): 80.905,02 €.
Popularidad: 30 / 36.

No sé decir adiós (2017)

CRÍTICA

24-05-2017 – JOSU EGUREN

Cosas que nunca te dije

Si es cuestión de debutar, mejor hacerlo parapetándose tras un muro tan sólido como el que forman Juan Diego, Lola Dueñas y Nathalie Poza (premio a la mejor actriz en el Festival de Málaga), piedra, cemento y arena de una ópera prima que se asienta sobre los lugares comunes del drama en torno a enfermedades terminales y viejos rencores enquistados para profundizar en la soledad donde habitan sus personajes.

Partiendo de un guion coescrito junto a Pablo Remón (que dio forma a los textos base de “Cinco metros cuadrados” y “Casual Day”), Lino Escalera oficia una ceremonia prefuneraria que reúne los restos de una familia en estado de descomposición. Las cosas que nunca se dijeron, y que ya no pueden ser dichas, la amargura y algunos reproches silenciados en el borde del paladar son la argamasa de un viaje de despedida en el que la protagonista trata de ponerse en orden con un padre moribundo y los recuerdos de una adolescencia de la que huyó sin casi decir adiós.

A la película le sobrevuela el fantasma de un cáncer del que apenas se habla pero que hace metástasis en el alma de una mujer que hace lo imposible para no asumir lo inevitable, y así es como “No sé decir adiós” toma la carretera para transformarse en una road movie que metaboliza incómodas pinceladas de humor negro a partir del dolor.

Exprimiendo las posibilidades de una sencilla puesta en escena que hace brotar la tensión de un simple roce de miradas sin palabras, Lino Escalera se hace testigo de un viaje a las puertas de la muerte que invita a pensar en la posibilidad de una nueva vida más allá del contundente fundido en negro que marca el final.

Espléndido el trío, pero no menos notable un director que indica su presencia con sutileza y siempre conocedor de sus limitaciones.

Goodbye Berlín (2016)

Maik Klingenberg es un adolescente marginado de 14 años que ha crecido en el seno de una familia rica en Berlín. Durante las vacaciones de verano, se queda solo en casa hasta que aparece su compañero de clase, Tschick, con un coche robado.

Mientras su madre está ingresada en una clínica de rehabilitación y su padre en un supuesto viaje de negocios, Maik (Tristan Göbel), un joven de 14 años, pasa el día aburrido en casa. Todo cambiará cuando Tschick (Anand Batbileg), un muchacho rebelde, hijo de inmigrantes rusos y marginado, le invite a unirse a él en un viaje por carretera a bordo de un coche robado con el único objetivo de alejarse de Berlín. En este momento comenzará una increíble aventura que hará que ninguno de los dos sea capaz de olvidar nunca ese verano.

Valoración: 6,616.

Goodbye Berlín (2016)

FICHA

Título Original: Tschick.
Director: Fatih Akin.
Guionistas: Fatih Akin, Hark Bohm, Lars Hubrich.
Reparto: Udo Samel, Tristan Göbel, Alexander Scheer, Anand Batbileg, Mercedes Müller, Aniya Wendel, Paul Busche, Justina Humpf, Uwe Bohm.
Productor: Marco Mehlitz.
Musica: Vince Pope.
Fotografía: Rainer Klausmann.
Montaje: Andrew Bird.
País Participante: Alemania.
Año de Producción: 2016.
Duración: 93 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Comedia, Drama.
Estreno (España): 19 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 25 de octubre de 2017.
Distribuidora (España): Golem Distribución.
Espectadores (España): 18.846.
Recaudación (España): 98.358,51 €.

Goodbye Berlín (2016)

CRÍTICA

19-05-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Colegas a la fuerza

El realizador germano-turco Fatih Akin nos ofrece con “Goodbye Berlín” una peculiar comedia juvenil, centrada en la fuga sin fin, rumbo a ninguna parte, emprendida por dos adolescentes a bordo de un destartalado vehículo robado. Escoltados por una rompedora banda sonora, ambos chavales, pertenecientes a culturas y estratos sociales diferentes, van dando tumbos de la manera más imprevisible que quepa imaginar, conforme se topan con una retahíla de personajes -incluida una dicharachera autoestopista- y comparten experiencias de distinto signo, hasta alcanzar una cierta madurez.

La película está filmada de forma realista, sin apenas concesiones a la galería, pero sin el rigor exigible a la hora de examinar los problemas de chavales más bien desamparados, sin horizontes de futuro. Porque Fatih intenta mostrar la realidad misma, pero lo hace de manera harto superficial. Se echa la cámara al hombro y rueda todo aquello que en el cine convencional sería objeto de elipsis. Pero, al mismo tiempo, se pega a ambos protagonistas, actores no profesionales, que hacen lo que se les pide con frescura y espontaneidad.

Tras un bache en su crecimiento, el niño rico y disfuncional Maik descubre en el pobre emigrante ruso Tschick su ideal colega de aventuras. Lo cual da paso a una agridulce película de carretera, con la que su realizador se mantiene al margen de una mirada moral y utiliza el recurso del humor en las situaciones más comprometidas. No juzga a los personajes, les deja deambular según sus deseos. Si Maik y Tschick escogen un camino no por ello les premia o les critica, simplemente les sigue. En ese sentido, “Goodbye Berlín” se identifica con el hecho de que todo sienta bien a la juventud, ese momento mágico de la vida en el que se imponen las energías más nobles. Esta idea es lo más aprovechable de una película aceptable, sin más.

Maravillosa familia de Tokio (2016)

Un marido y su mujer llevan más de cincuenta años casados. Para su aniversario, la mujer le pide que firme los papeles del divorcio.

El pequeño microuniverso de una familia tradicional de Tokio en el que sus miembros viven una vida ordinaria pero feliz sufre un vuelco cuando Tomiko (Kazuko Yoshiyuki), la matriarca del clan, que está a punto de celebrar su cumpleaños, pide a su cascarrabias marido el divorcio como regalo. El anuncio provocará un terremoto en el seno familiar cuyas réplicas llegarán hasta sus hijos que, conmocionados por la noticia, expresarán sus respectivos agravios y harán todo lo posible para evitar que este deseo se cumpla.

Valoración: 7,175.

Continuar leyendo “Maravillosa familia de Tokio (2016)”

Maravilloso Boccaccio (2015)

Florencia, 1348. Una epidemia de peste negra está diezmando la ciudad. Siete chicas y tres chicos deciden huir a las afueras, refugiándose en una casa en el campo. Para distraerse, se les ocurre que cada uno de ellos deberá contar una historia cada día.

Maravilloso Boccaccio (2015)

Año 1348. Florencia sufre los duros estragos de la peste. Para escapar de la plaga, que se ceba en los núcleos urbanos de la Toscana, un grupo de jóvenes decide refugiarse en una mansión en el campo y se aleja de todo en los montes que rodean la gran ciudad. Una vez allí, se distraerán con un juego, en el que cada uno de ellos deberá contar una historia cada día. Algunas trágicas, otras ingeniosas, eróticas o grotescas, todas ellas tienen un único protagonista: el amor en sus múltiples formas.

Valoración: 5,949.

TRÁILER DE LA PELÍCULA – VOSE

FICHA

Título Original: Maraviglioso Boccaccio.
Directores: Paolo Taviani, Vittorio Taviani.
Guionistas: Paolo Taviani, Vittorio Taviani.
Reparto: Kim Rossi Stuart, Riccardo Scamarcio, Flavio Parenti, Vittoria Puccini, Kasia Smutniak, Carolina Crescentini, Jasmine Trinca, Rosabell Laurenti Sellers.
Productores: Luigi Musini, Donatella Palermo.
Música: Giuliano Taviani, Carmelo Travia.
Fotografía: Simone Zampagni.
Montaje: Roberto Perpignani.
Países Participantes: Francia, Italia.
Año de Producción: 2015.
Duración: 115 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Comedia, Drama.
Estreno (España): 28 de abril de 2017.
DVD (Venta): 23 de agosto de 2017.
Distribuidora (España): Golem Distribución.
Espectadores (España): 8.361.
Recaudación (España): 47.125,69 €.

Maravilloso Boccaccio (2015)

CRÍTICA

04-05-2017 – JOSU EGUREN

Lejos del mundo

Distanciándose de Miguel Gomes, que transformó los relatos mágicos de “Las mil y una noches” (2015) en una crónica de crisis portuguesa de aliento surreal, y más atentos a la letra textual de la colección de cuentos de Giovanni Boccaccio que a la transposición cinematográfica que obró Pier Paolo Pasolini a partir del “Decameron” (1971) los veteranísimos Paolo y Vittorio Taviani se aíslan del mundo y de los estragos provocados por la peste bubónica en la Florencia de mediados del siglo XIV refugiándose junto a un grupo de diez jóvenes que exorcizan las tentaciones carnales y el aburrimiento a través de un ritual que da origen a una serie de piezas que tratan las distintas declinaciones del amor.

Escogiendo cinco entre los cien cuentos que se integran en la obra cumbre de la prosa gótica italiana, los hermanos Taviani ilustran los estadios del proceso amoroso y sus consecuencias fijando el norte a partir de una selección de referencias centradas en la pintura del Trecento (de Martini a Giotto) que dan como resultado escenas de tal nitidez que en ocasiones produce una sensación de irrealidad.

Recorrida por pasiones y sentimientos arrebatados -ira, celos, venganza y odio-, “Maravilloso Boccaccio” acentúa su dramatismo a medida que los presupuestos románticos se asoman a la tragedia, aunque la carga erótica que engrasaba las cadenas del texto original se ha reducido de una manera considerable. Inocente, incluso pacata, si se la compara con la película de Pasolini (o con narraciones de corte análogo como “La máscara de la muerte roja”), el interés de “Maravilloso Boccaccio” reside en determinar si los Taviani han sido capaces de trascender la fecha de caducidad autoimpuesta por la elección de un modelo de puesta en escena que en el caso de “César debe morir” (2012) dio lugar a una relectura del ‘Julio César’, de Shakespeare, rotundo y atemporal.