Spring Breakers (2012)

Posted by

Spring Breakers (2012)

Brit, Candy, Cotty y Faith son amigas inseparables desde la época del instituto y ahora comparten piso en la universidad. Se encuentran de vacaciones y quieren fiesta por todo lo alto. Para financiarse estos días de locura y diversión, atracan un restaurante y en una de las noches de marcha en la discoteca son detenidas con droga encima. Tras declarar ante el juez, son liberadas por un matón local de mala reputación (James Franco) pero que será su guía espiritual en las vacaciones más salvajes de su vida.

Valoración: 5,417.


Spring Breakers (2012)

FICHA

Título Original: Spring Breakers.
Director: Harmony Korine.
Guionista: Harmony Korine.
Reparto: James Franco, Selena Gomez, Vanessa Hudgens, Ashley Benson, Rachel Korine, Heather Morris, Gucci Mane, Ash Lendzion, Emma Holzer, Tony Robinette, Josh Randall.
Productores: Charles-Marie Anthonioz, Jordan Gertner, Chris Hanley, David Zander.
Música: Cliff Martinez, Skrillex.
Fotografía: Benoît Debie.
Montaje: Douglas Crise.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2012.
Duración: 94 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 18 años.
Género: Drama, Thriller.
Estreno (España): 15 de marzo de 2013.
DVD (Venta): 7 de agosto de 2013.
Distribuidora (España): Vértigo Films.
Espectadores (España): 36.840.
Recaudación (España): 254.433,33 €.

Spring Breakers (2012)

COMENTARIO

El provocador director norteamericano Harmony Korine (“Gummo”, 1997) dirige a su mujer Rachel Korine, a Ashley Benson y a las estrellas Disney Vanessa Hudgens y Selena Gomez, en esta suerte de comedia dramática en la que cuatro atractivas estudiantes pretenden conseguir el dinero para su viaje de vacaciones de primavera atracando un supermercado por lo que acabarán siendo arrestadas. Un narcotraficante (James Franco) pagará la fianza. (Anuario Fotogramas 2014: Ana Ramírez).

Spring Breakers (2012)

CRÍTICA

16-03-2013 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Levántate y brilla

Cuatro imprevisibles chicas dispuestas a vivir la mayor farra de sus vidas -la buena Faith (Selena Gomez), la lanzada Cotty (Rachel Korine), la rompedora Candy (Vanessa Hudgens) y la mala Brit (Ashley Benson)-, son las protagonistas de esta salvaje película juvenil, cuyo lema compartido es: ‘Levántate y brilla’. Así pues, bikinis, pistolas y música pop se dan cita como quien no quiere la cosa en este disparatado divertimento, protagonizado por unas irresistibles “Spring Breakers”, dispuestas a pasar sus ‘vacaciones primaverales’ (aquí serían de Semana Santa) de la forma más loca posible.

El realizador Harmony Korine se las apaña para dotar de una cierta impudicia a las andanzas de todas ellas, que a la postre recibirán su inevitable lección ética, moral. Por su parte, el pasado de vueltas James Franco -con su dentadura plateada- se convierte en el lado peligroso de la historia, empeñado en sacar tajada de sus peripecias delictivas. A partir de ahí, un ritmo frenético preside la función, resuelta con el tono provocativo propio del caso, en el que su máximo responsable no se corta un pelo a la hora de retratar a un sector significativo de la juventud americana actual, que se puede extrapolar a otros ámbitos, incluido el nuestro.

Porque estas muchachas son puro deseo, pisan con garbo y son libres, naturales, capaces de comerse el mundo, pero que también tienen algo de destructor. Probablemente en sintonía con el ídem actual, tan confuso, desnortado e incluso apocalíptico. A todos nos gusta que nos quieran, sugiere Harmony Korine, y las chispeantes Brit, Candy, Cotty y Faith no son ninguna excepción. Aunque lo que a veces se encuentra tras estas ‘teenagers’ de energía desbordante no es otra cosa que miedo. Son reflexiones que suscitan las “Spring Breakers”: rebeldes, bellas, hedonistas y despreocupadas, que representan a la infinita juventud.

Spring Breakers (2012)

07-08-2013 – JOSU EGUREN

Fuga al paraíso

Como un sueño que hibrida la estética hedonista de “Jersey Shore” con la infelicidad satisfecha del “Scarface” (1983) de Brian de Palma, a través de un pasadizo que conecta la realidad y los deseos de cuatro adolescentes que formulan su particular versión del “American Dreams” en clave dionisíaca.

Drogas/religión, iglesias/aulas universitarias/paraísos artificiales, pese a su espléndido acabado formal (la escena del atraco rivaliza con las mejores ‘set pieces’ de Michael Mann), “Spring Breakers” tiende hacia un lugar común fundado sobre la textura visual de “Drive” (2011), un escenario en el que Harmony Korine dispara una batería de analogías al por mayor que marcan un antes y un después de su filmografía en relación a “Trash Humpers” (2009). Varias líneas no narrativas se yuxtaponen en el metraje de “Spring Breakers” para dar forma a un cruce de caminos en el que korine ilustra un sinfín de imágenes heredadas de la MTV con pinceladas tóxicas infectadas de lisergia ballardiana.

Korine sueña “Spring Breakers” como la fuga al paraíso de un grupo salvaje de adolescentes que aspiran a una felicidad compuesta por comas etílicos, fiestas rave, música electrónica y juergas cocainomanas, diluyendo la crítica en una corriente de falsa provocación que oculta el mecanismo de una fábula moral dislocada. Personajes que son víctimas y sujetos de su propia tentación habitan un espectro en el que Korine sublima la explicitud erótica por medio de una puesta en escena diseñada para espectadores fetichistas. Un viaje de ida y vuelta a un infierno paradisíaco que se sincroniza con el palpitar de las luces estroboscópicas y los samples de Cliff Martínez y Skrillex, aparentemente ambigüo y distante, pero en absoluto nihilista y azaroso, como bien prueba el personaje de Selena Gomez, un perfecto ejemplo de la ética de supervivencia para espectadoras desorientadas.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.