Paula (2016)

Posted by

En 1900, las opciones de Paula Becker (Carla Juri), una exuberante artista de 24 años, son reducidas. Sin embargo, su vocación por la pintura la lleva a desafiar a la sociedad y estudiar arte en la colonia Worpswede, donde desarrolla un estilo propio y entabla amistad con la artista Clara Westhoff (Roxane Duran) y el poeta Rainer Maria Rilke (Joel Basman). También conoce a su marido, que espera sea su alma gemela, pero cinco años de vida doméstica mermará el espíritu de Paula, que se marchará a la bohemia París para reinventarse.

Valoración: 6,523.

Paula (2016)

FICHA

Título Original: Paula – Mein Leben soll ein Fest sein.
Director: Christian Schwochow.
Guionistas: Stefan Kolditz, Stephan Suschke.
Reparto: Albrecht Schuch, Joel Basman, Roxane Duran, Carla Juri, Stanley Weber, Nicki von Tempelhoff, Michael Abendroth, Bella Bading, Nathalie Lucia Hahnen, Jonas Leonhardi.
Productores: Christoph Friedel, Ingelore König, Claudia Steffen.
Música: Jean Rondeau.
Fotografía: Frank Lamm.
Montaje: Jens Klüber.
País Participante: Alemania.
Año de Producción: 2016.
Duración: 123 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama, Biográfica.
Estreno (España): 26 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 20 de septiembre de 2017.
Distribuidora (España): Caramel Films.
Espectadores (España): 25.964.
Recaudación (España): 143.824,71 €.
Popularidad: 31 / 39.

Paula (2016)

CRÍTICA

27-05-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Corazón de cristal

Esta película biográfica pasa revista a la vida y obra de la pintora expresionista alemana Paula Modersohn Becker, muerta cuando a los 31 años se rompió su corazón de cristal. Fue una artista del siglo XX, asfixiada por una sociedad retrógrada, contra la que se rebeló en uno de los momentos más dramáticos de su vida. Ninguneada asimismo en el entorno familiar, a Paula Becker se la tildó de loca e incluso se intentó internarla en un manicomio. «Las mujeres nunca producirán nada creativo, excepto hijos», afirma en la película un individuo que debería inclinarse ante ella.

A partir de ahí, la película está filmada de forma correcta por el joven director germano Christian Schwochow, que no se corta un pelo a la hora de llamar a las cosas por su nombre. Le ayuda en dicha tarea la excelente actriz suiza Carla Juri, capaz con un gesto, con una sola mirada, de expresar la rabia y el dolor que escondía en lo más profundo de su alma esta mujer víctima de su tiempo. En algunos de sus más conocidos cuadros es posible detectar su decepcionado estado de ánimo, incluidos ‘En el jardín’ y ‘Muchacha con flores amarillas’, así como en sus angustiados retratos.

Porque estamos ante un estudio psicológico sincero y realista, bendecido por una escenografía elegante, sin aspavientos. Es también una película amarga cuando debe serlo y sensible cuando lo necesita, al tiempo que sabe evitar los excesos del sentimentalismo más abyecto. No es la típica hagiografía, sino una sutil pero dura parábola sobre la condición femenina en una época ya caduca. Una artista convertida en esposa del desasosiego o en una gran águila herida, dispuesta a plasmar en sus lienzos la melancólica naturaleza, mil arroyos corriendo hacia los verdes prados o el gemir de las aves migratorias sobre los árboles desnudos, mientras las estrellas, una a una, se apagan en la mágica festividad de Santa Lucía.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.