Paraíso (2016)

Segunda Guerra Mundial. Olga es una miembro de la Resistencia rusa que es enviada a la cárcel por ocultar a dos niños judíos. Allí se reencuentra con Helmut, un alto oficial de las SS que hace años fue su amante.

Anuncios
Paraíso (2016)

En la Segunda Guerra Mundial, Olga (Yuliya Vysotskaya) es una aristócrata rusa que forma parte de la Resistencia, Jules (Philippe Duquesne) es un francés amante de la buena vida convertido en un corrupto y despiadado funcionario nazi y Helmut (Christian Clauss) viene de una familia alemana y es un oficial de las SS despreocupado por las consecuencias morales de sus actos. Cuando Olga se reencuentre con Helmut, con el que tuvo una historia en el pasado y que parece seguir sintiendo algo por ella los tres tendrán que tomar decisiones que marcarán su vida.

Valoración: 7,650.


Paraíso (2016)

FICHA

Título Original: Ray.
Director: Andrei Konchalovsky.
Guionistas: Elena Kiseleva, Andrei Konchalovsky.
Reparto: Yuliya Vysotskaya, Peter Kurth, Viktor Sukhorukov, Philippe Duquesne, Vera Voronkova, Jakob Diehl, Caroline Piette, Christian Clauss.
Productores: Florian Deyle, Andrei Konchalovsky.
Musica: Sergey Shustitskiy.
Fotografía: Aleksandr Simonov.
Montaje: Sergey Taraskin, Ekaterina Vesheva.
Países Participantes: Rusia, Alemania.
Año de Producción: 2016.
Duración: 130 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama.
Estreno (España): 12 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 19 de julio de 2017.
Distribuidora (España): Film Buró.
Espectadores (España): 9.018.
Recaudación (España): 52.159,55 €.

Paraíso (2016)

CRÍTICA

15-05-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Víctimas y verdugos

El veterano cineasta Andrei Konchalovsky nos ofrece con “Paraíso otra inquietante visión del horror nazi, ambientada esta vez en un campo de concentración alemán, donde permanecen encerrados tres personajes de distinta condición. El principal protagonista es Helmut, un nazi convencido, uno más de los muchos millones de nacionalistas alemanes que comulgaron con las funestas ideas del Adolf Hitler. Y, sin embargo, aún es capaz de enamorarse de Olga, una aristócrata judía que espía para los aliados. En el filme se habla asimismo del horror de la guerra y de los recursos del espíritu humano frente a ella.

Llama poderosamente la atención que sea un ruso el firmante de esta confesión, relacionada con la Segunda Guerra Mundial, donde murieron 26 millones de rusos. Konchalovsky es un director que se hizo adulto con ella, hasta el punto de que la lleva en la sangre. Y, como la salamandra, inmune a las llamas, así el realizador de “Siberiada” (1979) atravesó dicha catástrofe y sobrevivió a su fuego. Con él se cumplen las palabras de las sagradas escrituras: «Cuando atravieses el fuego, la llama no te quemará». Tal es el signo, según el profeta Isaías, por el que se reconoce a los justos.

Enmarcada entre víctimas y verdugos, son muchos los temas de profundo calado histórico, político, social y existencial planteados en este engañoso “Paraíso”, donde las elecciones morales también cuentan. Y cuentan mucho, desde el momento en que todos somos iguales ante el deber moral. Candentes reflexiones de una ambiciosa película histórica, ribeteada de innegables connotaciones actuales; en el sentido de que no existen los tiempos malos, son malos los seres humanos. Se trata, en definitiva, de una película densa y austera, filmada en blanco y negro, incómoda y sutil, marcada a sangre y fuego por las relaciones humanas basadas en el dominio y la sumisión, en la fascinación y la repulsión.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.