Palabras que vienen del mar (2008)

Palabras que vienen del mar (Ángel Amigo, 2.008)

Título original: Palabras que vienen del mar
Director: Ángel Amigo
Guionista: Ángel Amigo
Intérpretes: No hay actores
Productores: Ángel Amigo
  Juan Luis Ezkurra
Fotografía: Klara Intxausti
Música: Álvaro Fernández
Montaje: Klara Intxausti
  Ángel Amigo
Nacionalidad: España
Año: 2.008
Duración: 69 minutos
Edad: Todos los públicos
Género: Documental
Distribuidora: Barton Films, S. L.
Estreno: 05-09-2.008
DVD Alquiler:  
DVD Venta:  
Página WEB: Ficha completa en IMDb
  Ficha completa en FilmAffinity
  Web Oficial de la película en España
  Web Oficial de la distribuidora en España
  Tráiler de la película en YouTube

Calificación:

Crítica: 2,200 Espectadores: 663
Público: 2,434 Recaudación: 3.705,40 €
España: 1,218 Puntos (Popularidad): 0
Rugoleor: 1,765 Ratio de popularidad: 0,00%

Sinopsis:

En el verano de dos mil siete el velero ‘Urdaneta’ navega por aguas del Golfo de Bizkaia con un grupo de pasajeros singular. A bordo de la goleta se ha puesto en marcha una experiencia de reinserción de jóvenes problemáticos en cuyo tratamiento se incluye el mar como terapia. A lo largo del documental los propios jóvenes, la tripulación y el equipo directivo y de terapeutas desgranan cada uno desde su perspectiva los sentimientos y experiencias surgidas de una convivencia forzada tan gratificante como, a veces, insoportable.

El reputado productor Ángel Amigo es quien escribe y dirige este documental que recoge vivencias acumuladas a bordo del Urdaneta, una goleta de singular tripulación. en los veranos de los años 2.007 y 2.008, algunos jóvenes que habían caído en las redes de la justicia optaron por embarcarse en este velero para tratar de emprender, junto a terapeutas y marineros, la vía de la reinserción. Un viaje que tuvo lugar a lo largo de las costas vascas.

Crítica:

11.09.2008 – JOSU EGUREN

Tocado y hundido

Una terapia novedosa de reinserción de menores, los propios menores, sus educadores y la cámara de Ángel Amigo forman parte del ligero equipaje con el que el director donostiarra se embarca en una travesía a bordo del velero ‘Urdaneta’ durante escasos 70 minutos. El documental, género que no le resulta extraño al veterano Ángel Amigo, ha viajado a bordo de tantos medios distintos que lo noticiable de este caso parece tener un valor insuficiente por sí mismo. Inevitablemente, y según vamos descubriendo la dinámica narrativa de esa larga entrevista dialogada en la que participan el director del proyecto, un grupo de educadores, marineros, padres y alumnos, comenzamos a fruncir el ceño porque ni el bonito marco-postal que sirve como paisaje de fondo a algunos de sus encuadres ni los testimonios de los protagonistas, ni mucho menos su contenido, consiguen sustraernos de una idea que se repite una y otra vez.

Una idea que nos sugiere que esta historia la conocemos y que, quizá con otro formato, creemos haberla visto. Y, efectivamente, puede que nunca antes nos hubiésemos subido a la cubierta del ‘Urdaneta’, pero transcurridos escasos 20 minutos el significado de las ‘Palabras’ susurradas por Ángel Amigo se pierde por la apelación constante de la cámara a un esquema que no se aleja demasiado de los documentales televisivos que proliferan numerosas tardes-noches de domingo.

Con esto no quiero decir que la validez de la película o el documental deba sostenerse sobre el hallazgo de epatantes discursos narrativos, pero me apunto a la idea de que para mantener la confianza y el interés del público es necesario trabajar a conciencia en la fórmula que garantiza el equilibrio entre continente y contenido, porque de lo contrario comienzan los mareos, la gente escapa de la sala y los que resistimos hasta el final lo hacemos con la seguridad de que nos hemos aburrido.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.