Las confesiones (2016)

En un hotel de lujo de la costa alemana se celebra una cumbre del G8. Daniel Roché, director del Fondo Monetario Internacional, invita a Salus, un monje italiano con el que pretende confesarse esa noche. A la mañana siguiente, Roché aparece sin vida.

Anuncios

En un lujoso hotel de la costa alemana se celebra una cumbre del G8, en la que los ministros de economía de los países más poderosos van a tomar una medida secreta que tendrá un gran impacto en la economía mundial. Salus (Toni Servillo), un monje, es el misterioso invitado de Daniel Roché (Daniel Auteuil), el director del Fondo Monetario Internacional, que quiere que le oiga en confesión. A la mañana siguiente, Roché aparece muerto, y Salus es el principal sospechoso, pero el clérigo se negará a romper el secreto de confesión.

Valoración: 5,941.

Las confesiones (2016)

FICHA

Título Original: Le confessioni.
Director: Roberto Andò.
Guionistas: Roberto Andò, Angelo Pasquini.
Reparto: Lambert Wilson, Moritz Bleibtreu, Connie Nielsen, Toni Servillo, Pierfrancesco Favino, Daniel Auteuil, Marie-Josée Croze, Richard Sammel, Johan Heldenbergh, Togo Igawa.
Productor: Angelo Barbagallo.
Música: Nicola Piovani.
Fotografía: Maurizio Calvesi.
Montaje: Clelio Benevento.
País Participante: Italia, Francia.
Año de Producción: 2016.
Duración: 100 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama, Suspense.
Estreno (España): 26 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 6 de septiembre de 2017.
Distribuidora (España): Wanda Visión.
Espectadores (España): 23.097.
Recaudación (España): 133.663,71 €.
Popularidad: 18 / 43.

Las confesiones (2016)

CRÍTICA

29-05-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Secretos inconfesables

Tiene su punto una película tan crítica con el actual orden económico mundial como “Las confesiones”, firmada por el cineasta italiano Roberto Andò con abundante ironía, mala uva y el imprescindible espíritu de denuncia. No es que sea nada del otro jueves desde un punto de vista estrictamente cinematográfico, pero esta reunión al más alto nivel de toda una serie de ministros de finanzas a escala global, gentes que sólo ven las leyes del beneficio, resulta tan oportuna como inquietante a la hora de desentrañar secretos financieros capaces de poner los pelos como escarpias.

Curiosamente, se trata de un encuentro la mar de peculiar, puesto que también participan una intelectualoide escritora de libros infantiles, un pseudo-cantante y un peculiar monje cartujo dispuesto a escuchar en confesión al director del Fondo Monetario Internacional. Sujetos encarnados por un reparto más bien estrafalario, en el que brilla con luz propia el todoterreno Toni Servillo (Salus). Sea como sea, estamos ante un tragicómico argumento, que da paso a una amena sátira contemporánea, enmarcada en un lujoso hotel en Alemania, por el que desfilan corruptos ‘expertos en economía’.

Que los intereses financieros son los que mandan es algo que todo el mundo sabe. Lo mismo que el poder corrompe. De ahí que el filme rompa una lanza en favor de fomentar un sistema de valores que tenga un peso, una entidad real. Los personajes de la película poseen un concepto ruin del ser humano y esconden secretos inconfesables, al tiempo que emplean artimañas para salir de paso de la manera más torticera que quepa imaginar. En fin, a quienes pretenden enterrar nuestros viejos valores -libertad, justicia, cultura- con el pretexto de que hay que crear un mundo nuevo, debemos recordarles que todavía hay personas dispuestas a luchar contra los nuevos bárbaros y vivir de forma civilizada.

Anuncios

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar (2017)

El capitán Jack Sparrow se enfrentará a un grupo de piratas fantasmagóricos comandados por el capitán Salazar. Su objetivo es acabar con todos los piratas que surcan los mares.

El Capitán Salazar (Javier Bardem) era un cruel marinero de la Corona española al que un joven Jack Sparrow (Johnny Depp) le condenó a una muerte en vida en el Triángulo del Diablo. Ahora, Salazar y su tripulación de fantasmas ha escapado de su confinamiento, y surca los mares para aniquilar a todos los piratas y vengarse de Jack. La única manera de detenerlos será encontrar el Tridente de Poseidón, un mítico objeto que otorga el dominio de los mares, para lo que se aliará con Henry Turner (Brenton Thwaites), el hijo de Will, y una astrónoma.

Valoración: 6,582.

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar (2017)

FICHA

Título Original: Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales.
Directores: Joachim Rønning, Espen Sandberg.
Guionista: Jeff Nathanson.
Reparto: Javier Bardem, Johnny Depp, Orlando Bloom, Kaya Scodelario, Geoffrey Rush, Brenton Thwaites, Kevin McNally, Golshifteh Farahani, Keira Knightley, David Wenham.
Productor: Jerry Bruckheimer.
Música: Geoff Zanelli.
Fotografía: Paul Cameron.
Montaje: Roger Barton, Leigh Folsom Boyd.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 129 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Aventuras, Acción, Fantástica.
Estreno (España): 26 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 6 de octubre de 2017.
Distribuidora (España): Disney España.
Espectadores (España): 2.200.981.
Recaudación (España): 13.115.572,10 €.
Popularidad: 24 / 42.

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar (2017)

CRÍTICA

28-05-2017 – JOSU EGUREN

En costas extrañas

«Los mares y los climas son lo que son; vuestros navíos solo pueden adaptarse a ellos o hundirse», escribe Tim Powers en su novela ‘En costas extrañas’ (1987). Más o menos así opera la lógica en la política de fichajes de los grandes estudios: En 2012 Joachim Rønning y Espen Sandberg estrenaron “Kon-Tiki”, una meritoria reconstrucción de la expedición marina liderada por Thor Heyerdahl en 1947, lo que inmediatamente los hizo candidatos a pilotar una franquicia multimillonaria fondeada en las cristalinas aguas del Caribe.

Con el agua salada como primer y último vínculo por rango de parentesco entre la filmografía del tándem de directores noruegos y la saga iniciada por Gore Verbinski son comprensibles las derivas de tramas y personajes cuando azota la bipolaridad de Jack Sparrow y el equipo de VFX desata vientos huracanados de millones de dólares que hacen tambalearse cualquier intento de hilar una línea narrativa coherente.

En medio de todo, y dos puntos por encima, brilla la figura de un negrísimo Capitán Salazar interpretado por Javier Bardem, en lo que se adivina un anticipo de lo que puede dar de sí como futuro monstruo de Frankenstein para “Dark Universe”.

Definitivamente anclada en el territorio de lo fantástico, tras rozar las costas extrañas de Tim Powers con motivo de su cuarta entrega, “Piratas del Caribe” se abre paso a través de la pantalla como un viejo galeón sin alma que derrocha lo imposible por envidiar a la dinámica especulativa del blockbuster alejándose del código de conducta aventurero que hizo clásico “El temible burlón” (1952), de Robert Siodmak.

Los altavoces atronan y la pantalla vibra, pero el torbellino de planos y movimientos de cámara ampulosos cuesta identificar imágenes estimulantes e imaginativas.

Paula (2016)

Alemania, principios del siglo XX. Paula Becker es una joven artista que está decidida a seguir sus propias normas. Cuando se traslada a la ciudad, debe hacer frente a las discriminación que sufren las mujeres en el mundo del arte y a la competencia de su profesión.

En 1900, las opciones de Paula Becker (Carla Juri), una exuberante artista de 24 años, son reducidas. Sin embargo, su vocación por la pintura la lleva a desafiar a la sociedad y estudiar arte en la colonia Worpswede, donde desarrolla un estilo propio y entabla amistad con la artista Clara Westhoff (Roxane Duran) y el poeta Rainer Maria Rilke (Joel Basman). También conoce a su marido, que espera sea su alma gemela, pero cinco años de vida doméstica mermará el espíritu de Paula, que se marchará a la bohemia París para reinventarse.

Valoración: 6,523.

Paula (2016)

FICHA

Título Original: Paula – Mein Leben soll ein Fest sein.
Director: Christian Schwochow.
Guionistas: Stefan Kolditz, Stephan Suschke.
Reparto: Albrecht Schuch, Joel Basman, Roxane Duran, Carla Juri, Stanley Weber, Nicki von Tempelhoff, Michael Abendroth, Bella Bading, Nathalie Lucia Hahnen, Jonas Leonhardi.
Productores: Christoph Friedel, Ingelore König, Claudia Steffen.
Música: Jean Rondeau.
Fotografía: Frank Lamm.
Montaje: Jens Klüber.
País Participante: Alemania.
Año de Producción: 2016.
Duración: 123 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama, Biográfica.
Estreno (España): 26 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 20 de septiembre de 2017.
Distribuidora (España): Caramel Films.
Espectadores (España): 25.964.
Recaudación (España): 143.824,71 €.
Popularidad: 31 / 39.

Paula (2016)

CRÍTICA

27-05-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Corazón de cristal

Esta película biográfica pasa revista a la vida y obra de la pintora expresionista alemana Paula Modersohn Becker, muerta cuando a los 31 años se rompió su corazón de cristal. Fue una artista del siglo XX, asfixiada por una sociedad retrógrada, contra la que se rebeló en uno de los momentos más dramáticos de su vida. Ninguneada asimismo en el entorno familiar, a Paula Becker se la tildó de loca e incluso se intentó internarla en un manicomio. «Las mujeres nunca producirán nada creativo, excepto hijos», afirma en la película un individuo que debería inclinarse ante ella.

A partir de ahí, la película está filmada de forma correcta por el joven director germano Christian Schwochow, que no se corta un pelo a la hora de llamar a las cosas por su nombre. Le ayuda en dicha tarea la excelente actriz suiza Carla Juri, capaz con un gesto, con una sola mirada, de expresar la rabia y el dolor que escondía en lo más profundo de su alma esta mujer víctima de su tiempo. En algunos de sus más conocidos cuadros es posible detectar su decepcionado estado de ánimo, incluidos ‘En el jardín’ y ‘Muchacha con flores amarillas’, así como en sus angustiados retratos.

Porque estamos ante un estudio psicológico sincero y realista, bendecido por una escenografía elegante, sin aspavientos. Es también una película amarga cuando debe serlo y sensible cuando lo necesita, al tiempo que sabe evitar los excesos del sentimentalismo más abyecto. No es la típica hagiografía, sino una sutil pero dura parábola sobre la condición femenina en una época ya caduca. Una artista convertida en esposa del desasosiego o en una gran águila herida, dispuesta a plasmar en sus lienzos la melancólica naturaleza, mil arroyos corriendo hacia los verdes prados o el gemir de las aves migratorias sobre los árboles desnudos, mientras las estrellas, una a una, se apagan en la mágica festividad de Santa Lucía.

Me casé con un boludo (2016)

Fabián Brando, el actor más famoso de Argentina, quiere que, para su nueva película, se contrate a una actriz desconocida. La elegida es Florencia Córmik, con la que comenzarán una historia de amor. Después de casarse, ella descubre que su marido es un idiota irrecuperable.

Florencia Córmik (Valeria Bertuccelli) es una actriz prácticamente desconocida que consigue un papel en la próxima película de Fabián Brando (Adrián Suar), la gran estrella de su país. Durante el rodaje, surge entre ellos un apasionado romance que, en tiempo récord, termina en matrimonio. Pero una vez pase la boda, Florencia se dará cuenta de que se ha enamorado de un personaje, y que su marido es en realidad un auténtico patán. Cuando Fabián descubra lo que opina su mujer, ideará un plan con la ayuda de su guionista de confianza.

Valoración: 5,500.

Me casé con un boludo (2016)

FICHA

Título Original: Me casé con un boludo.
Director: Juan Taratuto.
Guionista: Pablo Solarz.
Reparto: Valeria Bertuccelli, Adrián Suar, Gerardo Romano, María Alche, Norman Briski, Marina Bellati, Alan Sabbagh, Marcelo Subiotto, Analía Couceyro, Diego Benedetto.
Productores: Alejandro Cacetta, Juan Pablo Galli, Adrián Suar, Juan Vera.
Música: Dario Eskenazi.
Fotografía: Julián Apezteguia.
Montaje: Pablo Barbieri Carrera.
País Participante: Argentina.
Año de Producción: 2016.
Duración: 110 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Comedia, Romántica.
Estreno (España): 26 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 24 de octubre de 2017.
Distribuidora (España): A Contracorriente Films.
Espectadores (España): 44.513.
Recaudación (España): 270.103,11 €.
Popularidad: 30 / 38.

Me casé con un boludo (2016)

CRÍTICA

26-05-2017 – JOSU EGUREN

Atrapado en el personaje

Digamos que ocurre en una de cada tres relaciones al borde del abismo, cuando la mitad débil de la pareja siente que le van a dar patada se esmera en interpretar un rol complaciente con todos los gustos y exigencias de la que ya es virtualmente su expareja, aunque tarde o temprano es más que probable que el engaño salte por los aires de una manera trágica. Las excepciones se cuentan con los dedos de una mano -con la complicidad de Cyrano de Bergerac, Christian de Neuvillette estiró la farsa hasta catorce años después de muerto- pero no son pocas las comedias románticas que han encontrado un nicho en este modus operandi para producir sainetes de ida y vuelta como el que nos ocupa.

Con los mismos ingredientes que le sirvieron para cocinar el éxito de “Un novio para mi mujer” (2008) -intérpretes principales, productores, género y guionista- el argentino Juan Taratuto construye una tramoya meta cinematográfica alrededor del flechazo entre una estrella verbosa y egomaniaca y una actriz sin talento y frágil de autoestima. El encuentro culmina en una boda apresurada pero la luna de miel deja en evidencia una incompatibilidad de caracteres que empieza y termina en la infinita boludez que adorna cada comentario de un hombre atrapado en un personaje del que trata de escapar con la ayuda de un guionista.

Hasta aquí llega la influencia de Edmond de Rostand sobre el texto de una película que hace un guiño inteligentísimo, por inesperado, al “Vértigo” de Alfred Hitchcock. Lo que resta son gags situacionales, una cucharada de humor absurdo y el empeño con el que Adrián Suar y Valeria Bertuccelli defienden unos diálogos en los que se lee una invitación permanente a un hipotético remake protagonizado por Daniel Auteuil y Virginie Efira.

Personal Shopper (2016)

Maureen es una estadounidense que se traslada a París para entrar en contacto con el espíritu de su fallecido hermano mellizo. En la capital francesa consigue un curioso trabajo: encargarse del armario de una ‘celebrity’.

Maureen (Kristen Stewart) es una joven estadounidense que trabaja en París como asistenta personal de una celebridad. A pesar de visitar las tiendas más exclusivas, no está satisfecha con su trabajo, aunque es el único medio para ganarse la vida mientras espera que suceda lo que ha ido a buscar: una manifestación del espíritu de Lewis, su hermano gemelo que ha fallecido en extrañas circunstancias. Sus plegarias parecerán ser escuchadas cuando empiece a recibir en su móvil una serie de extraños mensajes anónimos.

Valoración: 6,000.

Personal Shopper (2016)

FICHA

Título Original: Personal Shopper.
Director: Olivier Assayas.
Guionista: Olivier Assayas.
Reparto: Anders Danielsen Lie, Kristen Stewart, Lars Eidinger, Sigrid Bouaziz, Ty Olwin, Hammou Graïa, Benjamin Biolay, Nora von Waldstätten, Audrey Bonnet.
Productor: Charles Gillibert.
Musica:
Fotografía: Yorick Le Saux.
Montaje: Marion Monnier.
Países Participantes: Francia, Alemania.
Año de Producción: 2016.
Duración: 105 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama, Fantástica, Suspense.
Estreno (España): 19 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 13 de septiembre de 2017.
Distribuidora (España): La Aventura.
Espectadores (España): 29.027.
Recaudación (España): 168.060,34 €.
Popularidad: 22 / 37.

Personal Shopper (2016)

CRÍTICA

25-05-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Fantasmada

Lo visible y lo invisible tienen un significado especial en “Personal Shopper”, confusa película del cineasta francés Olivier Assayas, protagonizada por una joven americana, aislada en París, tras la reciente muerte de su hermano mellizo. Esta expatriada, aspirante a medium, chapotea en la tira de situaciones insólitas, en las que, como era de prever, intervienen los fantasmas del pasado. Asimismo cobran excesiva importancia los mensajes a través de los teléfonos móviles, al tiempo que el director sugiere cada momento emocional con un gesto, una nota musical o un gratuito movimiento de cámara.

Son muy liosas las reflexiones sobre nuestro tiempo que desgrana la película, descritas con imágenes más frías que un carámbano, representativas en cierto modo de un clima de desolada fantasmagoría. Es cierto que no faltan las alusiones al materialismo imperante en el mundo actual, donde tener es más importante que ser. Sin embargo, la banalidad, el lujo y la ambigüedad moral con la que están expresadas carecen de entidad. De hecho, los personajes son almas en pena conforme se abisman en sus pensamientos, en sus deseos insatisfechos, en sus búsquedas intimistas al observar su propio dolor.

Es evidente que el supuesto argumento de “Personal Shopper” se pierde entre la maraña de acontecimientos que se nos avecina. Lo cual da paso a un filme muy pretencioso a la hora de llevar a cabo un espectral relato contemporáneo. Una época repleta de fantasmones como los que desfilan por la película del autor de “Después de mayo” (2012). Una desnortada época donde el ruido, la palabrería y la mendacidad resultan abrumadoras. Porque, lamentablemente, uno echa en falta el silencio, la quietud, la lentitud propia de un paseante solitario como Robert Walser, cuando escribía: «Los ojos transmiten ideas, por eso los cierro de vez en cuando, a fin de no verme obligado a pensar».

No sé decir adiós (2017)

Carla recibe una llamada inesperada de su hermana Blanca: su padre, José Luis, tiene una enfermedad terminal. Aunque los médicos le dan pocos meses de vida, Carla se niega a aceptarlo y decide trasladarlo a Barcelona.

Carla (Nathalie Poza) recibe la llamada de su hermana, que le informa de que su padre, con el que lleva tiempo sin hablar, está enfermo. Ese mismo día, coge un vuelo hacia Almería, donde creció, para visitarlo. Allí, los médicos le comunican que le quedan pocos meses de vida, por lo que Carla, que se niega a aceptarlo, decide llevarse a su padre a Barcelona para que sea tratado. Ambos intentarán escapar de la cruda realidad, y en esa misma huida será donde encontrarán la reconciliación y la forma de despedirse.

Valoración: 5,465.

No sé decir adiós (2017)

FICHA

Título Original: No sé decir adiós.
Director: Lino Escalera.
Guionista: Pablo Remón.
Reparto: Juan Diego, Lola Dueñas, Nathalie Poza, Pau Durà, Miki Esparbé, Oriol Pla, Emilio Palacios, Marc Martínez, Noa Fontanals, Greta Fernández, Pere Brasó.
Productor: Damián París.
Musica: Pablo Trujillo.
Fotografía: Santiago Racaj.
Montaje: Miguel Doblado.
País Participante: España.
Año de Producción: 2017.
Duración: 96 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama, Comedia.
Estreno (España): 19 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 21 de noviembre de 2017.
Distribuidora (España): Super 8.
Espectadores (España): 14.721.
Recaudación (España): 80.905,02 €.
Popularidad: 30 / 36.

No sé decir adiós (2017)

CRÍTICA

24-05-2017 – JOSU EGUREN

Cosas que nunca te dije

Si es cuestión de debutar, mejor hacerlo parapetándose tras un muro tan sólido como el que forman Juan Diego, Lola Dueñas y Nathalie Poza (premio a la mejor actriz en el Festival de Málaga), piedra, cemento y arena de una ópera prima que se asienta sobre los lugares comunes del drama en torno a enfermedades terminales y viejos rencores enquistados para profundizar en la soledad donde habitan sus personajes.

Partiendo de un guion coescrito junto a Pablo Remón (que dio forma a los textos base de “Cinco metros cuadrados” y “Casual Day”), Lino Escalera oficia una ceremonia prefuneraria que reúne los restos de una familia en estado de descomposición. Las cosas que nunca se dijeron, y que ya no pueden ser dichas, la amargura y algunos reproches silenciados en el borde del paladar son la argamasa de un viaje de despedida en el que la protagonista trata de ponerse en orden con un padre moribundo y los recuerdos de una adolescencia de la que huyó sin casi decir adiós.

A la película le sobrevuela el fantasma de un cáncer del que apenas se habla pero que hace metástasis en el alma de una mujer que hace lo imposible para no asumir lo inevitable, y así es como “No sé decir adiós” toma la carretera para transformarse en una road movie que metaboliza incómodas pinceladas de humor negro a partir del dolor.

Exprimiendo las posibilidades de una sencilla puesta en escena que hace brotar la tensión de un simple roce de miradas sin palabras, Lino Escalera se hace testigo de un viaje a las puertas de la muerte que invita a pensar en la posibilidad de una nueva vida más allá del contundente fundido en negro que marca el final.

Espléndido el trío, pero no menos notable un director que indica su presencia con sutileza y siempre conocedor de sus limitaciones.

Dancer (2016)

Sergei Polunin es uno de los bailarines más icónicos del mundo. De origen ucraniano, comenzó a entrenarse a los cuatro años, cuando entró en una academia de gimnasia. A los 18, fue reconocido como el bailarín británico más joven.

Con una fuerza y aplomo inusitada para un joven de 22 años, Sergei Polunin rompió el techo de la danza al convertirse en el primer bailarín más joven de la historia del Royal Ballet de Londres. En la cúspide de su carrera, pero también al borde de la autodestrucción, Sergei decidió abandonar en el momento que su talento se tornó en una pesada carga. En este documental se analiza la figura del hombre que consiguió, con su carisma, hacer viral algo tan aparentemente elitista como la danza clásica.

Valoración: 6,660.

Dancer (2016)

FICHA

Título Original: Dancer.
Director: Steven Cantor.
Guionista: Steven Cantor.
Reparto: Documental.
Productor: Gabrielle Tana.
Musica: Ilan Eshkeri.
Fotografía: Mark Wolf.
Montaje: Federico Rosenzvit.
Países Participantes: Reino Unido, Estados Unidos, Rusia, Ucrania.
Año de Producción: 2016.
Duración: 85 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Documental, Biográfica, Musical.
Estreno (España): 19 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 19 de septiembre de 2017.
Distribuidora (España): Karma Films.
Espectadores (España): 6.563.
Recaudación (España): 42.009,15 €.

Dancer (2016)

CRÍTICA

23-05-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Bailar en la oscuridad

No hace falta ser un admirador de la danza clásica, de ballets como ‘Giselle’ o ‘El lago de los cisnes’ para gozar con este recomendable documental, protagonizado por el enigmático bailarín ucraniano Sergei Polunin, triunfador a una edad muy temprana. Una especie de niño-prodigio, digno sucesor del genial bailarín ruso Rudolf Nureyev, al que los problemas familiares, una vida desordenada, la engañosa fama y los delirios de grandeza acabaron jugándole una mala pasada. Un artista de cuerpo entero, cuya biografía termina con tan sólo 27 años.

“Dancer” se centra en el descenso a los infiernos de este jovencísimo talento, al que vemos desde su más tierna infancia, hasta su vida en Kiev junto a su madre, su llegada a Londres y su ingreso en el prestigioso Royal Ballet, convirtiéndose con 19 primaveras en el primer bailarín más joven del instituto. Los tatuajes que luce tienen asimismo mucho que decir sobre su rebeldía, su personalidad autodestructiva, sus demonios interiores, su devastadora pasión amorosa por la bailarina Natasha y el consumo de drogas, hasta el punto de conducirle al borde del abismo, hoy en día felizmente superado.

Dicen que el primer impulso artístico del hombre debió ser la danza, que en su primera percepción de la belleza del mundo sintió el hombre agitarse dentro de sí todo el misterio de la vida. De manera que esa vida que bulle en las entrañas de los seres humanos exige convertirse en arte. Tras su doloroso calvario, este fantástico bailarín sigue creando insuperables coreografías, ya en paz consigo mismo, seguro de que el que no lleva la belleza dentro de su alma no la encontrará en ninguna parte. En fin, soy poca cosa en un mundo tan grande; pero, desde luego, Sergei Polunin es de los míos, pertenece a esa raza de valientes, de artistas convencidos de que sólo vale la pena lo que se consigue con sacrificio.