Maravilloso Boccaccio (2015)

Maravilloso Boccaccio (2015)

Año 1348. Florencia sufre los duros estragos de la peste. Para escapar de la plaga, que se ceba en los núcleos urbanos de la Toscana, un grupo de jóvenes decide refugiarse en una mansión en el campo y se aleja de todo en los montes que rodean la gran ciudad. Una vez allí, se distraerán con un juego, en el que cada uno de ellos deberá contar una historia cada día. Algunas trágicas, otras ingeniosas, eróticas o grotescas, todas ellas tienen un único protagonista: el amor en sus múltiples formas.

Valoración: 5,949.

TRÁILER DE LA PELÍCULA – VOSE

FICHA

Título Original: Maraviglioso Boccaccio.
Directores: Paolo Taviani, Vittorio Taviani.
Guionistas: Paolo Taviani, Vittorio Taviani.
Reparto: Kim Rossi Stuart, Riccardo Scamarcio, Flavio Parenti, Vittoria Puccini, Kasia Smutniak, Carolina Crescentini, Jasmine Trinca, Rosabell Laurenti Sellers.
Productores: Luigi Musini, Donatella Palermo.
Música: Giuliano Taviani, Carmelo Travia.
Fotografía: Simone Zampagni.
Montaje: Roberto Perpignani.
Países Participantes: Francia, Italia.
Año de Producción: 2015.
Duración: 115 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Comedia, Drama.
Estreno (España): 28 de abril de 2017.
DVD (Venta): 23 de agosto de 2017.
Distribuidora (España): Golem Distribución.
Espectadores (España): 8.361.
Recaudación (España): 47.125,69 €.

Maravilloso Boccaccio (2015)

CRÍTICA

04-05-2017 – JOSU EGUREN

Lejos del mundo

Distanciándose de Miguel Gomes, que transformó los relatos mágicos de “Las mil y una noches” (2015) en una crónica de crisis portuguesa de aliento surreal, y más atentos a la letra textual de la colección de cuentos de Giovanni Boccaccio que a la transposición cinematográfica que obró Pier Paolo Pasolini a partir del “Decameron” (1971) los veteranísimos Paolo y Vittorio Taviani se aíslan del mundo y de los estragos provocados por la peste bubónica en la Florencia de mediados del siglo XIV refugiándose junto a un grupo de diez jóvenes que exorcizan las tentaciones carnales y el aburrimiento a través de un ritual que da origen a una serie de piezas que tratan las distintas declinaciones del amor.

Escogiendo cinco entre los cien cuentos que se integran en la obra cumbre de la prosa gótica italiana, los hermanos Taviani ilustran los estadios del proceso amoroso y sus consecuencias fijando el norte a partir de una selección de referencias centradas en la pintura del Trecento (de Martini a Giotto) que dan como resultado escenas de tal nitidez que en ocasiones produce una sensación de irrealidad.

Recorrida por pasiones y sentimientos arrebatados -ira, celos, venganza y odio-, “Maravilloso Boccaccio” acentúa su dramatismo a medida que los presupuestos románticos se asoman a la tragedia, aunque la carga erótica que engrasaba las cadenas del texto original se ha reducido de una manera considerable. Inocente, incluso pacata, si se la compara con la película de Pasolini (o con narraciones de corte análogo como “La máscara de la muerte roja”), el interés de “Maravilloso Boccaccio” reside en determinar si los Taviani han sido capaces de trascender la fecha de caducidad autoimpuesta por la elección de un modelo de puesta en escena que en el caso de “César debe morir” (2012) dio lugar a una relectura del ‘Julio César’, de Shakespeare, rotundo y atemporal.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.