El 9 de abril de 1940, la maquinaria bélica de la Alemania Nazi desembarca en la ciudad de Oslo. Ante esta situación, el rey Haakon VII (Jesper Christensen) de Noruega se verá obligado a abandonar la tradición neutral de su país y tomar la difícil decisión de unirse a uno de los bandos. Un gran peso recae sobre él y en sus manos estará el futuro y la vida del pueblo Noruego.

Valoración: 6,696.

La decisión del rey (2016)

FICHA

Título Original: Kongens nei.
Director: Erik Poppe.
Guionistas: Harald Rosenløw-Eeg, Jan Trygve Røyneland.
Reparto: Karl Markovics, Anders Baasmo Christiansen, Tuva Novotny, Jesper Christensen, Juliane Köhler, Katharina Schüttler, Andreas Lust.
Productores: Finn Gjerdrum, Stein B. Kvae.
Música: Johan Söderqvist.
Fotografía: John Christian Rosenlund.
Montaje: Einar Egeland.
País Participante: Noruega.
Año de Producción: 2016.
Duración: 133 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Bélica, Biográfica, Drama.
Estreno (España): 4 de agosto de 2017.
DVD (Venta): 16 de enero de 2018.
Distribuidora (España): Sherlock Films.
Espectadores (España): 34.105.
Recaudación (España): 211.194,43 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 6 / 16.

La decisión del rey (2016)

CRÍTICA

07-08-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Un Real honor

Ambiciosa película nórdica centrada en la honorable figura del monarca Haakon VII que, al independizarse Noruega de Suecia en 1905, fue elegido rey por el parlamento. «La decisión del rey» pone el acento en la determinación real de abandonar el país, en 1940, e instalar un gobierno provisional en Londres, tras negarse a capitular durante la invasión nazi, en tiempos de la Segunda Guerra Mundial. Singular personaje, que tuvo la lucidez y el coraje de buscar en otro lugar la libertad y la posibilidad de ser un hombre de honor. Por su parte, el actor danés Jesper Christensen («Spectre», Sam Mendes, 2015) le da vida con toda propiedad.

Los brutales rifirrafes con el embajador alemán Curt Bräuer, el cual pidió el cese de toda resistencia armada, conforme anunciaba la drástica decisión de Adolf Hitler para que el infame nazi noruego Vidkun Quisling fuera nombrado jefe de Gobierno, tienen aquí una interesante función liberadora. Tampoco faltan agudas reflexiones políticas, dotadas de un espíritu patriótico subido de tono, es cierto, pero también con honestidad y grandeza de miras. Todo lo cual demuestra una vez más que la historia no es la maestra de la vida, puesto que muy poca gente escarmienta.

La guerra, los totalitarismos, la alta política y las razones de Estado ocupan asimismo un lugar destacado en el desarrollo del filme, narrado con pulso firme por el realizador noruego Erik Poppe (Mil veces buenas noches», 2013), capaz en todo momento de mantener la atención del espectador. «La decisión del rey» se convierte así en una digna película verídica, en la que también tiene cabida el perfil humano de los personajes, situados ante una encrucijada histórica. En cualquier caso, estamos ante un cántico a la honestidad, a la resistencia frente a la adversidad y, por supuesto, ante una oportuna loa a la democracia, hoy tan de capa caída. Ese ideal democrático en el que cada uno debe ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Anuncios