Anuncios

Inseparables

Felipe (Oscar Martínez), un empresario adinerado que ha quedado tetrapléjico a causa de un accidente, está buscando a un asistente terapéutico. Aunque se presentan numerosos candidatos altamente calificados para hacer el trabajo, él decide contratar al ayudante del jardinero, Tito (Rodrigo De la Serna), quién recientemente ha renunciado a ese trabajo. Tito no reúne en absoluto las condiciones requeridas para tal empleo, cosa que notan inmediatamente las personas más cercanas a Felipe: Verónica (Carla Peterson) e Ivonne (Alejandra Flechner), su ama de llaves. Ellas tratan encarecidamente de convencerle para que no lo contrate, pero Felipe se mantiene firme en su decisión. Tito es la única persona, en mucho tiempo, que no lo trata con compasión. Pese a las dificultades, Tito cumple bien su cometido y sorprende constantemente a Felipe. Tito lo hace reír y le ayuda a conectar de nuevo con el sentido de la vida y a disfrutar de ella, algo que, con su condición, ya casi había olvidado. Remake argentino del film «Intocable» (Olivier Nakache, Eric Toledano, 2011).

Valoración: 5,934.

Inseparables

FICHA

Título Original: Inseparables.
Director: Marcos Carnevale.
Guionista: Marcos Carnevale.
Reparto: Rodrigo de la Serna, Oscar Martínez, Alejandra Flechner, Franco Masini, Carla Peterson, Malena Sánchez, Rita Pauls, Mónica Raiola.
Productores: Carlos Mentasti, Luis A. Scalella.
Música: Gerardo Gardelin.
Fotografía: Horacio Maira.
Montaje: Luis Barros.
País Participante: Argentina.
Año de Producción: 2016.
Duración: 107 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Comedia, Drama.
Estreno (España): 21 de julio de 2017.
DVD (Venta):
Distribuidora (España): VerCine.
Espectadores (España): 2.851.
Recaudación (España): 16.058,48 €.

Fotograma: Inseparables

COMENTARIO

Marcos Carnevale («Corazón de León», 2013) firma el remake argentino del éxito francés «Intocable» (Olivier Nakache, Eric Toledano, 2011). Felipe (Oscar Martínez) es un acomodado hombre de negocios que se queda tetrapléjico tras un accidente y necesita un ayudante terapéutico. Tras una larga lista de profesionales elige al menos indicado en el puesto: Tito (Rodrigo de la Serna), el ayudante del jardinero. Pronto, los dos hombres forjarán una sólida amistad. (Anuario Fotogramas 2018: Mariona Borrull).

Fotograma: Inseparables

CRÍTICA

30-07-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

En la cuerda floja

Innecesaria versión argentina de la comedia francesa «Intocable» (2011), protagonizada por François Cluzet y Omar Sy. En el ‘remake’ que hoy nos ocupa son sustituidos por Oscar Martínez («El nido vacío», Daniel Burman, 2008) y Rodrigo de la Serna, en una comedieta de poca monta, donde un millonario tetrapléjico y un joven macarra se lían en una especie de enredo terapéutico, resuelto sin la chispa y la alegría de vivir exigible en estos casos. Por otra parte, no es de recibo titular «Inseparables» de la misma forma que el filme realizado por David Cronenberg en 1988, sobre todo si tenemos en cuenta que se trataba del título español que, por si fuera poco, traicionaba el original, «Dead Ringers».

Lo cual nos da una idea de la desidia que mueve a un sector significativo de las cinematografías española y argentina, incapaces de cuidar como es de ley este tipo de detalles. Érase una vez un época dorada del cine, en la que directores como Vincente Minnelli, Blake Edwards o Richard Quine acometen sus encargos con la convicción y la profesionalidad de artesanos honestos y enérgicos. Una época gloriosa, donde el cine de Hollywood enseñaba sus dientes afilados por una industria en pleno apogeo, con productos que vender, es cierto, pero también con infinitas ganas de contar historias.

En esta ocasión, «el boludo» director Marcos Carnevale («Almejas y mejillones», 2000) parece que no tiene nada que contar, ya que se limita a filmar de forma rutinaria los dimes y diretes de ambos protagonistas, aquejados de un evidente esquematismo a la hora de definir a sus personajes. La verosimilitud es, sin ningún género de dudas, una cuestión de mirada. Cineastas del calibre de Howard Hawks, Stanley Donen o Leopoldo Torre Nilsson hicieron malabarismos con el punto de vista y el concepto de la credibilidad sin caerse jamás de la cuerda floja. Algo que, por desgracia, sucede con demasiada frecuencia en esta estrambótica película.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: