Categorías
Estrenos 2012

El invitado

El renegado más peligroso de la CIA reaparece después de diez años. Cuando unos mercenarios atacan el piso franco al que ha sido asignado, un agente novato escapa con él.

Matt Weston (Ryan Reynolds) lleva un año en Ciudad del Cabo trabajando como ‘guardián’ de un piso franco. Aspira a convertirse en un agente respetado en la CIA, y se siente frustrado al no haber sido destinado a un puesto con más acción. Pero cuando el primer huésped del piso resulta ser el peligroso Tobin Frost (Denzel Washington), Weston se prepara para lo peor. Frost, antaño uno de los mejores agentes encubiertos que tuvo la CIA, ha conseguido escapar de sus perseguidores durante casi una década, tiempo que ha dedicado a vender secretos militares al mejor postor. Tan pronto como Frost llega para ser interrogado, aparecen unos mercenarios que arrasan el piso franco de Weston. Los dos consiguen escapar por los pelos, y ahora tendrán que descubrir si sus atacantes fueron enviados por terroristas o por alguien de dentro dispuesto a matar a cualquiera que se interponga en su camino. Weston deberá decidir en quién confía antes de que les eliminen.

Valoración: 6,439.

El invitado

FICHA

Título Original: Safe House.
Director: Daniel Espinosa.
Guionista: David Guggenheim.
Reparto: Denzel Washington, Brendan Gleeson, Ryan Reynolds, Vera Farmiga, Joel Kinnaman, Sam Shepard, Rubén Blades, Nora Arnezeder.
Productor: Scott Stuber.
Música: Ramin Djawadi.
Fotografía: Oliver Wood.
Montaje: Richard Pearson.
Países Participantes: Estados Unidos, Sudáfrica.
Año de Producción: 2012.
Duración: 115 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Suspense, Acción.
Estreno (España): 10 de febrero de 2012.
DVD (Venta): 5 de diciembre de 2012.
Distribuidora (España): Universal Pictures Spain.
Espectadores (España): 798.814.
Recaudación (España): 5.115.598,23 €.

El invitado

CRÍTICA

13-02-2012 – JOSU EGUREN

Oficio por oficio

Con tan sólo dos películas a sus espaldas, y una perfecta comprensión y asimilación de las dinámicas de un mercado globalizado con perspectivas de futuro, el chileno Daniel Espinosa se ha hecho notar entre los productores caninos de Hollywood, aquellos a los que puso como destinatarios en el encabezado de «Dinero fácil» (2010), su anterior trabajo, un turbio ‘thriller’ de nacionalidad sueca en el que reeditó la mitología fílmica relacionada con «Scarface» (1983) trasponiendo los ecos de los personajes moldeados por Brian De Palma al inframundo de las mafias financieras de altura. Y no se podrá quejar de cómo le han tratado porque a cambio de vender su alma al diablo ha obtenido como recompensa una generosa retribución monetaria multiplicada por un casting de lujo. Denzel Washington y Ryan Reynolds integran la pareja de hecho que protagonizan este agotador ‘thriller’ de espías que traicionan a espías y tipos corrientes envueltos en situaciones extraordinarias, que diría Hitchcock, en la línea de matrimonios cinematográficos como los de «Training Day» y «Collateral», aunque dudo que alguna crítica vaya a reconocer el estatus oficial de una dupla en la que fluye muy poca química.

Con un Denzel Washington que en fase crepuscular muta en paradigma del oficio mecanizado y Ryan Reynolds tratando de encajar en el traje de héroe que nunca ha sido, «El invitado» (originalisima traducción de «Safe House») se lanza a tumba abierta por un tobogán en el que la tensión resulta del cálculo de las fuerzas gravitatorias dividido entre la previsibilidad de un guión que arrastra a los personajes a situaciones inverosímiles. Todo es lo que parece: persecuciones al límite, adrenalina microinyectada en dosis periódicas, giros sorpresivos y una dirección actoral respetuosa con las normas no escritas, ni más ni menos que lo que cabía esperar de una relación que quiere empezar con buen pie en una industria que fabrica películas-mueble como los de Ikea: el 90% son variaciones del mismo modelo, aunque en apariencia parezcan distintas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.