Categorías
Estrenos 2017

Descontroladas (2017)

Tras la ruptura con su novio, Emily Middleton decide irse de vacaciones a Ecuador con su madre. En un principio, pero, de pronto, las dos son secuestradas.

Emily Middleton (Amy Schumer) es una mujer ambiciosa pero incapaz de autocontrolarse. Todo lo contrario que su madre, Linda (Goldie Hawn), que evita los sobresaltos y para la que su tiempo de aventurera ya pasó. Pero cuando Emily rompa con su novio y se vea con un viaje que no puede devolver, recurrirá a Linda para que la acompañe hasta Sudamérica. Nada más llegar, sus personalidades opuestas empezarán a chocar, pero cuando se metan en un lío con un peligroso criminal local, deberán trabajar juntas para salir con vida.

Valoración: 4,472.

FICHA

Título Original: Snatched.
Director: Jonathan Levine.
Guionista: Katie Dippold.
Reparto: Joan Cusack, Goldie Hawn, Amy Schumer, Ike Barinholtz, Christopher Meloni, Randall Park, Tom Bateman, Wanda Sykes.
Productores: Peter Chernin, Paul Feig, Jessie Henderson, Jenno Topping.
Música: Chris Bacon, Theodore Shapiro.
Fotografía: Florian Ballhaus.
Montaje: Zene Baker, Melissa Bretherton.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 90 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Comedia, Acción.
Estreno (España): 11 de agosto de 2017.
DVD (Venta): 13 de diciembre de 2017.
Distribuidora (España): 20th Century FOX España.
Espectadores (España): 50.316.
Recaudación (España): 291.808,10 €.

CRÍTICA

14-08-2017 – JOSU EGUREN

Lío madre

Finjamos que Goldie Hawn no llevaba quince años alejada de las pantallas (abrió un paréntesis tras el estreno de Amigas a la fuerza, con Susan Sarandon), que siempre estuvo ahí, para aligerar la digestión de este romance madre-hija orquestado alrededor de Amy Schumer, más certera como monologuista que en el papel de anti Barbie procaz y deslenguada con en el que debutó en Y de repente tú (Judd Apatow, 2015). Lo mejor y más interesante de descontroladas está en los márgenes, donde Ike Barinholtz y Christopher Meloni retratan a la perfección un modelo de masculinidad infantiloide desdoblado en dos personajes que junto con el que daba vida Peter Serafinowicz en Espías (2015) reclaman un spin off compartido. No en vano Espías estaba bajo el mando de Paul Feig, productor de Descontroladas y valedor de la guionista con la que vuelve a colaborar después de Cuerpos especiales (2013) y Cazafantasmas (2016), Katie Dippold.

Un viaje de placer a Ecuador, donde una treintañera abandonada por su novio planea estrechar lazos con su madre al tiempo que trata de encauzar su rumbo vital, es el marco de una comedia que no suelta el freno lo suficiente como para hacer honor a ese descontrol al que alude el título. El cruce de caminos con una banda de secuestradores liderada por Óscar Jaenada (Infierno azul, Jaume Collet-Serra, 2016), en modo macarra latino, enturbia los gestos de una comedia que ya había asimilado la ración de escatología a la que nos tiene acostumbrados Amy Schumer, propiciando amagos dramáticos previos a una catarsis tras la que aflora el recuerdo-homenaje a la película más emblemática en la carrera de Goldie Hawn: La recluta Benjamín (Howard Zieff, 1980). Se agradece que el texto no desbarre en discurso paternalista y en especial su orgullosa ofensa a los arquetipos de feminidad en los que se resisten a encajar sus protagonistas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.