Déjame salir (2017)

Chris es un fotógrafo afroamericano que sale con Rose, una chica blanca. Un fin de semana deciden visitar a la adinerada familia de ella. A medida que pasan las horas, una serie de descubrimientos le llevan a desvelar una verdad inimaginable.

Anuncios
Déjame salir (2017)

Para Chris (Daniel Kaluuya), un joven afroamericano, ha llegado ese delicado momento de conocer a los padres de su novia Rose (Allison Williams), una chica de raza blanca. Para ello, aprovecharán un fin de semana en el campo que, al principio, transcurrirá con algo de nerviosismo por parte de los progenitores. Chris piensa que esto se debe a la relación interracial de su hija, pero a medida que avancen las horas, este joven irá haciendo una serie de descubrimientos, a cual más inquietante, que le revelarán una verdad inimaginable.

Valoración: 6,740.

Déjame salir (2017)

FICHA

Título Original: Get Out.
Director: Jordan Peele.
Guionista: Jordan Peele.
Reparto: Catherine Keener, Stephen Root, Bradley Whitford, Daniel Kaluuya, Allison Williams, Caleb Landry Jones, Betty Gabriel, Marcus Henderson.
Productores: Jason Blum, Edward H. Hamm Jr., Sean McKittrick, Jordan Peele.
Musica: Michael Abels.
Fotografía: Toby Oliver.
Montaje: Gregory Plotkin.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 103 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Terror, Suspense.
Estreno (España): 19 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 4 de octubre de 2017.
Distribuidora (España): Universal Spain.
Espectadores (España): 707.583.
Recaudación (España): 4.224.720,48 €.

Déjame salir (2017)

CRÍTICA

20-05-2017 – JOSU EGUREN

Raíces

Reformulando lo que en origen se articuló como un alegato en pos de la normalización de las relaciones interraciales en los años de luto post Kennedy, “Déjame salir” fuerza una sutil vuelta de tuerca a la premisa de “Adivina quién viene esta noche” (Stanley Kramer, 1967) para enfrentar el espejismo de respeto y multiculturalidad asociado a la era Obama con la realidad de un país en el que la población negra sigue viviendo en un estado de excepción que contrasta con la bonhomía de la Norteamérica liberal (léase Hillary Clinton).

Jordan Peele subraya las contradicciones futuras en el prólogo, pero un autoexamen de conciencia del espectador basta para revelar la incomodidad que producen los gestos de afecto entre una chica blanca y un joven afroamericano en el marco de una reunión familiar donde al extraño se le percibe como un objeto fuera de sitio.

En lo estrictamente cinematográfico, Peele hibrida los conceptos de sátira y apropiación cultural cuando ataca con rigor matemático la puesta en escena de un ‘thriller’ que desmonta estereotipos clásicos del cine de terror como el del ‘magical negro’, un personaje arquetípico fundado en los prejuicios de la audiencia blanca y heterosexual respecto a la otredad que subyace en el ideario sociológico del género.

En su deriva hacia el terror cómico aliñado con notas pulp, “Déjame salir” puede confundirse con una marca blanca de la filmografía de Shyamalan que aligera líneas tan afortunadas como la que da pie al título: la angustia psicológica, y los entramados de una psique transplantable a un cuerpo sin voz y con una conciencia enmudecida tornan en un desenlace brutal que se cierra con un último plano que resume el cómo y el porqué del movimiento Black Lives Matter en un chiste antológico.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.