El contable (2016)

Posted by

Christian Wolff (Ben Affleck) es un genio de las matemáticas, aunque sus habilidades sociales congenian mejor con los números que con las personas. Con la tapadera de una pequeña gestoría, trabaja como contable autónomo de las organizaciones criminales más peligrosas del mundo. Seguido por Hacienda, Christian escoge un cliente legal: una empresa tecnológica en la que conoce a Dana Cummings (Anna Kendrick), una secretaria de contabilidad que ha descubierto un desfalco de millones de dólares asociado a misteriosas muertes.

Valoración: 6,567.

El contable (2016)

FICHA

Título Original: The Accountant.
Director: Gavin O’Connor.
Guionista: Bill Dubuque.
Reparto: Ben Affleck, Jeffrey Tambor, Anna Kendrick, Jon Bernthal, J.K. Simmons, John Lithgow, Andy Umberger, Cynthia Addai-Robinson, Alison Wright, Jean Smart, Fernando Chien.
Productores: Lynette Howell Taylor, Mark Williams.
Música: Mark Isham.
Fotografía: Seamus McGarvey.
Montaje: Richard Pearson.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2016.
Duración: 128 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Suspense, Acción, Drama.
Estreno (España): 21 de octubre de 2016.
DVD (Venta): 24 de febrero de 2017.
Distribuidora (España): Warner Bros. Pictures España.
Espectadores (España): 494.609.
Recaudación (España): 2.505.681,47 €.

El contable (2016)

COMENTARIO

Christian Wolf (Ben Affleck) es un inteligente matemático más interesado en los números que en las personas. Además, lleva una doble vida: mientras que por las mañanas trabaja como contable, por las noches se transforma en un criminal al servicio de algunas de las organizaciones de delincuentes más peligrosas del mundo. Después de dirigir por accidente “La venganza de Jane” (2015), Gavin O’Connor firma este thriller con factura ochentera al servicio de Affleck. (Anuario Fotogramas 2017: Manu Yáñez).

El contable (2016)

CRÍTICA

25-10-2016 – JOSU EGUREN

Una mente maravillosa

Dentro de unos años, puede que días, “El contable” será recordado como un delirante cruce entre “Una mente maravillosa” (2001) y el murciélago misántropo de Zack Snyder entonado con una gravedad que la aleja de lo que en otro tiempo fue el patio de recreo de los aficionados a la serie B.

No parece que las intenciones de Gavin O’Connor sean las de facturar un producto exclusivo para fans del cine de derribo, pero el resultado de medir a Ben Affleck y Jon Bernthal (posiblemente el peor actor vivo de América) en el clímax bélico-dramático de película es tan disparatado que al espectador solamente le quedan dos opciones: quererlo u odiarlo, ambas con igualdad intensidad. Yo me sumo a los que han terminado claudicando ante los encantos de una película en la que el público aparece representado por medio del personaje que interpreta Anna Kendrick. Su mirada ingenua, absorta y extrañada es la respuesta lógica ante los giros de un guion que es tan pronto un drama filial sobre las heridas que provoca el divorcio en los hijos de la pareja como un actioner ejecutado con sobriedad y contundencia del mejor Michael Mann.

Sin apenas trazas de humor, salvo el que se produce de manera casi involuntaria, “El contable” profundiza en los recuerdos infantiles de un contable huraño y superdotado que lleva una doble vida como asesor financiero para cárteles de la droga y terroristas internacionales.

Para salvaguardar la empatía del público, O´Connor se ve obligado a subrayar el código moral que guía al protagonista, una operación que se hace extensiva hacia el resto de personajes secundarios, lo que termina por esbozar un territorio de ambigüedad interesante pero mucho menos trabajado que el de “Warrior” (2011), la obra más notable en la filmografía del director de “La venganza de Jane” (2015) y “Cuestión de honor” (2008).

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.