El caso Sloane (2016)

Elizabeth Sloane es una estratega política cuya única aspiración es ganar. Sloane pretende liderar una campaña para conseguir una legislación que regule la industria armamentística.

El caso Sloane (2016)

En las altas esferas del mundo político y empresarial, Elizabeth Sloane (Jessica Chastain) tiene una reputación intachable. Sloane trabaja para un lobby armamentístico, donde se encarga de intentar evitar que salga adelante una legislación a favor del control de armas en Washington DC. De gran astucia y con una carrera llena de éxitos, siempre ha sido capaz de hacer cualquier cosa para ganar, pero cuando se enfrente al oponente más poderoso, se dará cuenta de que la victoria puede tener un precio demasiado alto.

Valoración: 6,572.

El caso Sloane (2016)

FICHA

Título Original: Miss Sloane.
Director: John Madden.
Guionista: Jonathan Perera.
Reparto: John Lithgow, Mark Strong, Jessica Chastain, Gugu Mbatha-Raw, Michael Stuhlbarg, Douglas Smith, Alison Pill, Sam Waterston, Jake Lacy, Christine Baranski.
Productores: Ben Browning, Kris Thykier, Ariel Zeitoun.
Musica: Max Richter.
Fotografía: Sebastian Blenkov.
Montaje: Alexander Berner.
Países Participantes: Estados Unidos, Francia.
Año de Producción: 2016.
Duración: 132 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama, Suspense.
Estreno (España): 19 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 20 de septiembre de 2017.
Distribuidora (España): eOne Films Spain.
Espectadores (España): 174.172.
Recaudación (España): 1.031.037,00 €.

El caso Sloane (2016)

CRÍTICA

22-05-2017 – JOSU EGUREN

Al servicio de una obsesión

En una comida de negocios donde se discuten las posibles acciones orientadas a minar la imagen y la reputación del personaje al que interpreta Jessica Chastain, su antigua mano derecha y ahora rival en una guerra entre revisionistas de la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos (la que protege el derecho del pueblo estadounidense a poseer y portar armas) y el lobby armamentístico, sentencia: «Es imprevisible».

De esa imprevisibilidad calculada es de la que se alimenta un guion rendido a su protagonista, una pantera en los pasillos del Capitolio, maestra en el arte de presionar a jueces y legisladores, que en un giro inesperado a su carrera profesional decide cambiar de bando para unirse a una pequeña firma que defiende una ley para el control de armas cuya efectividad es más estética que realmente práctica. Lo que está en juego es determinar si el despertar de esa nueva conciencia obedece a un impulso moral, o si por el contrario es el último recurso al que se aferra una mujer adicta a los psicoestimulantes que ha sacrificado su vida personal para aliviar su obsesión por las victorias imposibles.

En una lucha a cara de perro, donde la ética es orillada por el chantaje, el espionaje y la manipulación mediática, Elizabeth Sloane dicta las normas de una estrategia que escapa a su control generando en el espectador una fuerte tensión entre la hosquedad del personaje y la simpatía por una causa justa. Haciéndose fuerte en unos diálogos de inspiración sorkinana (en el reparto también destacan dos caras muy conocidas para quienes añoren “The Newsroom”), John Madden desmadeja un gélido thriller político que hace bueno el polémico twist final de “Testigo de cargo” con un postrer golpe de efecto que pone en solfa su propio discurso.

Deja un comentario