Bajo el sol (2015)

Dos naciones. Entre 1991, 2001 y 2011 transcurren tres historias de amor entre un croata y una mujer serbia. Cada una será diferentes por el contexto bélico.

Anuncios
Bajo el sol (2015)

Bajo el sol (2015)

1991, Jelena (Tihana Lazovic) e Ivan (Goran Markovic) están a punto de trasladarse juntos a Zagreb, pero las primeras explosiones de odio étnico amenazan sus planes. 2001, Natasa vuelve a su casa en ruinas tras la Guerra de los Balcanes y Ante se ofrece a ayudarla con los arreglos, aunque ella no le soporta. 2011, Luka vuelve a casa para visitar a sus padres tras unos años e intentará evitar buscar a Marija, con la que tuvo algo más que un romance. Las tres historias de amor tienen un punto en común: él es croata y ella, serbia.

Valoración: 6,875.

Bajo el sol (2015)

FICHA

Título Original: Zvizdan.
Director: Dalibor Matanic.
Guionista: Dalibor Matanic.
Reparto: Goran Markovic, Tihana Lazovic, Nives Ivankovic, Mira Banjac, Slavko Sobin, Trpimir Jurkic, Dado Cosic, Stipe Radoja, Tara Rosandic, Lukrecija Tudor.
Productor: Ankica Juric Tilic.
Música: Alen Sinkauz, Nenad Sinkauz.
Fotografía: Marko Brdar.
Montaje: Tomislav Pavlic.
Países Participantes: Croacia, Eslovenia, Serbia.
Año de Producción: 2015.
Duración: 123 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Drama, Romántica.
Estreno (España): 12 de mayo de 2017.
DVD (Venta): 20 de septiembre de 2017.
Distribuidora (España): Surtsey Films.
Espectadores (España): 17.975.
Recaudación (España): 99.150,09 €.

Bajo el sol (2015)

CRÍTICA

12-05-2017 – JOSU EGUREN

Amor y reconciliación

El dolor que produjo la sangrienta disolución de Yugoslavia late en cada una de las tres historias de amor con las que el croata Dalibor Matanic (Premio Especial del Jurado «Un Certain Regard» en el Festival de Cannes 2015) tiende puentes entre los escombros de la extinta república socialista y un presente construido sobre los frágiles pilares de la reconciliación.

Dos jóvenes, una chica serbia y un muchacho croata, juegan a amarse en el límite de una frontera política imaginaria que se hace real cuando entran en escena las milicias asesinas de Slobodan Milosevic. La muerte tiñe el relato, y sus consecuencias quedan plasmadas en un paisaje de casas ametralladas y techos derruidos con el que Matanic ilustra las cicatrices arquitectónicas de la brutal carnicería.

Los mismos intérpretes, pero en roles distintos nacidos de un tronco común, protagonizan una segunda historia que tiene lugar diez años más tarde, en 2001. El odio y el rencor contaminan la atmósfera disipando la posibilidad de que entre ambos se establezca una relación romántica natural. Se palpa la atracción pero sus encuentros son actos de guerra violentos y desgarradores, fases de un ritual de purificación al que ambos se entregan como víctimas.

Pasarán dos lustros hasta que la pareja acrónica formada por Tihana Lazovic y Goran Markovic vuelva a encontrarse. El tiempo y los personajes han cambiado, aunque las coordenadas geográficas-emocionales son las mismas. De nuevo una joven serbia y un joven croata, ambos magullados por las secuelas de un conflicto que hace imposible normalizar lo que en otro escenario se desarrollará atendiendo a los cánones de la narrativa romántica común.

Lo positivo es que en el fondo se atisba un halo de esperanza que con tiempo y voluntad es posible que ayude a sanar una herida traumática que sigue abierta todavía.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.