La alta sociedad (2016)

Verano de 1910. Varios turistas han desaparecido en las playas de Costa Canal. La confusión caerá sobre dos familias de la zona y agitará profundamente sus convicciones y estilos de vida.

La alta sociedad (2016)

En el verano de 1910 varios turistas han desaparecido mientras descansaban en la costa. Para esclarecer este suceso, los inspectores Machin (Didier Després) y Malfoy (Cyril Rigaux) coinciden en el que el origen de todo podría estar en la bahía de Slack, un lugar en el que conviven granjeros y pescadores de ostras con la acaudalada familia Van Peteghem. Los estilos de vida de unos y otros serán puestos a prueba cuando Ma Loute (Brandon Lavieville), un joven hijo de un disparatado clan de pescadores, y Billie (Raph), hija de los Van Peteghem, se enamoren.

Valoración: 6,052.


La alta sociedad (2016)

FICHA

Título Original: Ma Loute.
Director: Bruno Dumont.
Guionista: Bruno Dumont.
Reparto: Juliette Binoche, Fabrice Luchini, Valeria Bruni Tedeschi, Jean-Luc Vincent, Brandon Lavieville, Didier Desprès, Cyril Rigaux, Raph, Laura Dupré, Lauréna Thellier.
Productores: Rachid Bouchareb, Jean Bréhat, Muriel Merlin.
Música:
Fotografía: Guillaume Deffontaines.
Montaje: Basile Belkhiri, Bruno Dumont.
Países Participantes: Alemania, Francia.
Año de Producción: 2016.
Duración: 122 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Comedia, Drama.
Estreno (España): 21 de abril de 2017.
DVD (Venta): 23 de agosto de 2017.
Distribuidora (España): Vercine, La Aventura.
Espectadores (España): 25.091.
Recaudación (España): 138.410,75 €.

La alta sociedad (2016)

COMENTARIO

Bruno Dumont, responsable de films como “La vie de Jésus” (1997) o “L’humanité” (1999) incorpora a Juliette Binoche como estrella de una comedia de tono parecido al de su serie “El pequeño Quinquin” (2014), con la que se pasó definitivamente a la sátira con tintes de modernidad europea entre lo buñuelesco y lo felliniano. La historia, ambientada en 1910, pone en conflicto a una comunidad de pescadores del norte de Francia con una familia aristocrática decadente a raíz de una serie de crímenes en su residencia vacacional. (Anuario Fotogramas 2018: Mariona Borrull).

La alta sociedad (2016)

CRÍTICA

26-04-2017 – JOSU EGUREN

Endogamia

“La alta sociedad” se cierra puntuada por un cuadro escénico que no sé a ciencia cierta si es una ofrenda-parodia-homenaje a los burgueses de Auguste Rodin o una imagen espejo que nace de la casualidad (forzada), toda cuenta que Bruno Dumont (“La humanidad”, “Hors Satan”) ya tocó tangencialmente la obra del artista francés en el extravagante biopic dedicado a su gran amor, la escultura Camille Claudel.

El caso es que, al igual que el famoso grupo escultórico, “La alta sociedad” hunde sus raíces en Calais, una región en cuyas playas una pareja de inspectores en blanco y negro rastrea las misteriosas desapariciones de turistas a la altura de la desembocadura del río Slack. Como nativo y residente en Norte-Paso de Calais, Dumont conoce a la perfección una zona en la que rodó la miniserie “El pequeño Quinquin”, y a donde regresa para retratar la atmósfera endogámica y enrarecida que la envolvía a principios del siglo XX.

Dos familias -una decadente dinastía burguesa y un clan de pescadores proletarios- forman bandos opuestos en la representación de la enésima escaramuza entre clases filtrada por un catálogo de momentos surrealistas que se suman al desconcierto narrativo elevando el listón hasta un punto que hace cotidiano lo pretendidamente singular. Rendirse a la causa es condición ‘sine qua non’ para engancharse a un carrusel de situaciones disparatadas que enlaza enredos, mordiscos y cachiporrazos en paralelo a un frugal diálogo sobre la identidad.

Soportar, y disfrutar, de “La alta sociedad” es sinónimo de encajar con una sonrisa los excesos de unos aristocráticos Juliette Binoche y Fabrice Lucchini, triunfantes en una comedia menos radical de lo que aparenta, y deudora confesa de clásicos como Bourvil y “Todo el oro del mundo” (1961), de René Clair.

Deja un comentario