Categorías
Estrenos 2017

I Am Not Your Negro

Recorrido por la historia del movimiento afroamericano en la América moderna. James Baldwin fue un escritor que dejó su libro ‘Remember This House’ sin terminar. La obra narra el conflicto racial entre la población blanca y negra en los Estados Unidos.

En «I Am Not Your Negro», el director Raoul Peck reimagina ‘Remember This House’, la obra inacabada del activista por los derechos de los afroamericanos James Baldwin. Utilizando fragmentos extraídos del libro original, el documental aporta una visión genuina sobre el racismo en Estados Unidos contada a través de las vidas -y posteriores asesinatos- de tres amigos íntimos del autor: Martin Luther King Jr., Medgar Evers y Malcolm X. Aclamado por la crítica de su país, el documental ha recibido múltiples galardones que han culminado en la nominación a los Oscars en la categoría de Mejor Documental.

Valoración: 7,688.

I Am Not Your Negro

FICHA

Título Original: I Am Not Your Negro.
Director: Raoul Peck.
Guionista: James Baldwin.
Reparto: Documental.
Productores: Rémi Grellety, Hébert Peck, Raoul Peck.
Música: Alexei Aigui.
Fotografía: Henry Adebonojo, Bill Ross, Turner Ross.
Montaje: Alexandra Strauss.
Países Participantes: Estados Unidos, Francia.
Año de Producción: 2016.
Duración: 93 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Documental.
Estreno (España): 7 de abril de 2017.
DVD (Venta): 18 de julio de 2017.
Distribuidora (España): Karma Films.
Espectadores (España): 4.968.
Recaudación (España): 29.131,95 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 10 / 13.

I Am Not Your Negro

CRÍTICA

10-04-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Orgullo de raza

El racismo imperante en Estados Unidos es el tema tratado con auténtica perspicacia en «I Am Not Your Negro», poderoso documental del político y cineasta haitiano Raoul Peck, que hace un repaso exhaustivo de la sociedad yanqui, desde los años 60 hasta nuestros días. Ambiciosa crónica, basada en el libro inacabado ‘Remember This House’, del ya fallecido activista de raza negra James Baldwin. A partir de ahí, la narración insiste en la necesidad de recuperar la memoria colectiva: «Aquellos pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla» es el lema de la película.

Personajes de singular importancia a la hora de luchar por los derechos civiles, incluidos Medgar Evers, Malcolm X y Martin Luther King, desfilan a lo largo de este relato, que pone en la picota las brutales actitudes racistas de un sector significativo de la poderosa nación del otro lado del Atlántico. «¡América para los americanos!» fue el grito que inspiró la doctrina promulgada por el quinto presidente de los Estados Unidos, James Monroe (1817-1825), que se renueva cada cierto tiempo de forma pendular, como es fácil comprobar en los revueltos tiempos que corren.

En «I Am Not Your Negro» el meollo de la cuestión está en el sueño americano, que parece resquebrajarse por momentos. Y, como era de prever, las imágenes de archivo son las que marcan la pauta, siempre desde el punto de vista adoptado por Baldwin en relación con el racismo y la sexualidad, en su caso la homosexualidad. En cualquier caso, el filme nos remite a «The Quiet One» (1948), del documentalista Sydney Myers, a través del cual se revelaba el estado mental de un chaval afroamericano del barrio neoyorquino del Bronx, víctima del ambiente en el que vivía. Sus intensas resonancias se unen ahora a las de este riguroso documental, dispuesto a demostrar que, en ciertos aspectos, Estados Unidos es una pesadilla con aire acondicionado.

I Am Not Your Negro

04-08-2017 – JOSU EGUREN

La historia es el presente

En una intervención televisiva durante su mandato como fiscal general de los Estados Unidos (1961-1964), Robert F. Kennedy barruntó la posibilidad de que en un futuro corto y previsible un negro llegaría a ser presidente de los Estados Unidos. La satisfacción del espectador al contrastar esta profecía con la realidad de la elección de Barack Obama (2009-2017) dura apenas 3 segundos, el tiempo necesario para que James Baldwin articule una feroz y elocuente diatriba que pone contra las cuerdas el discurso auto satisfecho de la América blanca y progresista que hasta ayer se identificaba con Hillary Clinton.

Las palabras del escritor y activista por los derechos civiles son los dardos de precisión con los que Raoul Peck matiza, desactiva o carga de doble sentido los cortes de un documental que recorre la historia del movimiento afroamericano en la América moderna tomando como referencia el boceto de ‘Remember this House’, un manuscrito inacabado en el que se recogen las memorias del propio Baldwin y su relación con Medgar Evers, Malcom X y Martin Luther King.

Pero no son las únicas armas de un arsenal en el que destacan las imágenes totales producto de un montaje de atracciones que deriva a partir de la semántica del cine soviético: Los disturbios de Watts (1965) vs. la paliza de Rodney King (1990), las protestas contra la integración racial en las escuelas de Little Rock (1957) vs. las marchas contra la brutalidad policial en Misuri (2014)…

El dualismo es una constante que llega a producir momentos de tensión tan fuertes como el que surge del encadenado de un primer plano a Doris Day (Baldwin y Peck se muestran brillantes en la deconstrucción política de los iconos fílmicos) con la fotografía de una de aquellas mujeres negras ahorcadas por los supremacistas blancos a las que le cantaba Nina Simone en ‘Strange Fruit’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.