Home. Hogar dulce hogar (2015)
Anuncios

Oh y su especie son un grupo de encantadores extraterrestres que se ven obligados a huir de su planeta y aterrizar en la Tierra. En su nuevo hogar entablan una curiosa amistad con una muchacha aventurera llamada Tip. Sin querer, Oh señaliza a sus enemigos su nuevo escondite, por lo que pondrá en peligro a su especie y a su nueva amiga. Mientras vive una aventura junto a Tip, Oh llegará a comprender lo que significa ser humano y la importancia de tener un hogar.

Valoración: 6,133.

FICHA

Tí­tulo original: Home.
Director: Tim Johnson.
Guionistas: Tom J. Astle, Matt Ember.
Reparto: No hay actores (Animación).
Productores: Suzanne Buirgy, Christopher Jenkins, Mireille Soria.
Música: Lorne Balfe.
Fotografí­a: No hay (Animación).
Montaje: Nick Fletcher.
Paí­s participante: Estados Unidos.
Año de producción: 2015.
Duración: 94 minutos.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.
Género: Animación, Aventuras, Fantástica, Infantil.
Estreno (España): 19 de marzo de 2015.
DVD (Venta): 22 de julio de 2015.
Distribuidora (España): 20th Century FOX España.
Espectadores (España): 1.117.422.
Recaudación (España): 6.504.664,29 €.

COMENTARIO

Tim Johnson (HormigaZ, Simbad y Vecinos invasores) vuelve al cine de animación con Home. Hogar dulce hogar. Con las voces originales de Rihanna o Jennifer Lopez, esta película cuenta las aventuras de Oh, un alienígena que tiene que huir tras cometer un error que ha puesto en peligro a su raza. Esta situación obliga al extravagante extraterrestre a hacer equipo con Tip, una joven humana que busca a su madre. Juntos tendrán que vivir un sinfín de diversas aventuras. (Anuario Fotogramas 2016: Laura Velasco).

CRÍTICA

29-03-2015 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Feliz aterrizaje

Sin duda, Home. Hogar dulce hogar procurará a la chiquillería sanos motivos de disfrute, en una película de animación protagonizada por un extraterrestre que aterriza en la Tierra y que, gracias al encuentro con una terrícola trotamundos, la recorrerá de punta a cabo. A partir de ahí, Oh y Tip vivirán las más disparatadas peripecias, algunas de las cuales mantienen obvias semejanzas con las llevadas a cabo por E.T. El extraterrestre (Steven Spielberg, 1982) y otros fantasiosos ‘marcianitos’ del mismo estilo. Lo cual da paso a un inofensivo divertimento, no muy original que digamos, pero sí muy adecuado para la mentalidad infantil.

Algo debe de pasar en la sociedad actual que hace que se palpe un deseo colectivo de seguir siendo niño. Quizás es que hay una aguda crisis de infantilismo en la vida de desconcertados profesionales de toda condición, que hace que añoren ser pequeños. Sin embargo, al revés que en Peter Pan, donde los niños se negaban a crecer, este infantilismo se manifiesta ahora con un deseo de ser mayores por parte de los niños. Un deseo que, cuando se cumple, se demuestra tan terrible, que los pobres chiquitajos, al volver a su estado natural, no quieren volver a pensar en hacerse adultos.

Temática presente en varias películas de animación, ampliada esta vez a los espacios interestelares. Así que gracias a un amable guión y a una agradable realización, la cinta, filmada con la destreza artesanal propia del caso, responde a las expectativas. Al mismo tiempo, las peripecias de Tip y Oh incluyen situaciones paródicas, donde un humor fresco marca la pauta, distanciandose en ese sentido de lo truculento, presente en otras producciones de la DreamWorks (SKG), fundada en 2004 por Steven Spielberg, Jeffrey Katzenberg y David Geffen.

En fin, si la humanidad fuera capaz de instruirse por la observación directa de los niños, probablemente nuestro mundo sería mejor y más feliz.

Deja un comentario Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.